¿Quién es?

Es uno de los diseñadores de novias más solicitados en España. De su taller salió el traje con el que fue al altar la Infanta Cristina, trabajo que le encumbró, aunque su buen hacer se remonta a 1993, año en que comenzó su carrera profesional en solitario, abriendo su taller en el madrileño barrio de Salamanca. Nacido en Madrid, aunque de origen italiano, Caprile también se dedica, siempre dentro de la alta costura, a los trajes de fiesta.

¿Qué aconseja?

·Algo único
El traje de novia es un recuerdo para toda la vida, algo único, y ha de aguantar el paso del tiempo. Considero fundamental que, pasados 25 años, las novias de hoy puedan mostrar su álbum de fotos sin que el traje se vea totalmente pasado, antiguo e incluso estrafalario, que es lo que puede ocurrir cuando se adapta demasiado a la tendencia".

·Color
Ahora muchas clientas me piden trajes de novia de color, pero yo soy muy cauto a este respecto, porque el color mal empleado puede rozar el mal gusto o lo cursi. Suelo utilizarlo en las cintas que atan los corpiños, o en los tules rematados con encaje alrededor. A veces empleamos verde, granate, dorado, plateado o color café con leche, pero yo personalmente prefiero el marfil.

·Tocado
Pienso que es más indicado llevar mantilla en lugar de velo. El velo es muy hollywoodiense, nada español. Basta con echar un vistazo a las bodas reales españolas para constatarlo.

·Gasa
Ahora se llevan más el crepe y la gasa en lugar del raso pero, si a la novia no le sienta bien ese tipo de tela, nunca se la voy a poner. Creo que en la boda lo principal es que la novia esté favorecida y estupenda.

Más sobre

Regístrate para comentar