CINDY CRAWFORD ES ACUSADA POR SU VECINA DE SER MUY RUIDOSA

El problema es que el apartamento de la modelo no tiene el material aislante para evitar sonidos molestos

La bella modelo Cindy Crawford, que reside en un lujoso edificio de la isla de Manhattan, ha sido acusada por la vecina del piso de abajo de ser muy ruidosa.

En la querella la vecina, Marina French, de 59 años, alega que el problema lleva dos años molestándola, desde que Cindy Crawford y su esposo, Rande Gerber, restauraron su vivienda. Por lo visto, los albañiles quitaron y no repusieron el material aislante que existía entre ambos pisos para evitar ruidos molestos.

Los sonidos que se oyen son como los de cualquier persona durante el quehacer de la vida diaria. Marina French en la demanda declara que oye desde los ruidos del teléfono y el sonido de puertas que se abren y se cierran, hasta los tacones de la modelo. "Es una pesadilla, dichas pisadas hacen que tiemblen las arañas, las vitrinas y la vajilla de cristal".

Por ello, French no está dispuesta a aguantar este tipo de escándalos en un apartamento valorado en más de 130 millones de pesetas. Por el momento, la top model y su marido desconocen la querella interpuesta por la vecina del piso inferior.

En la actualidad, Cindy Crawford reside en el elegante apartamento neoyorquino con su marido Rande Gerber y su hijo, Presley, de un año.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más