LOUIS VUITTON Y BMW SE UNEN PARA FABRICAR UNA MOTOCICLETA

Ambas empresas han creado tres sofisticados ciclomotores que exhibirán en salones del automóvil y la moda

Es un vehículo de lo más original. Una lujosa y sofisticada motocicleta modelo C-1 con la que la marca Louis Vuitton y la empresa automovilística BMW pretenden convertir el concepto de viaje en algo más que el simple hecho de desplazarse de un lugar a otro.

Este ciclomotor tiene una carrocería que protege a los ocupantes en caso de caída y es el único del mundo homologado para utilización sin casco. Ahora bien, esta pieza exclusiva, equipada con unas originales bolsas de viaje (como no podía ser menos, estando la marca Vuitton en el proyecto), no está preparada para la circulación por carretera y ni siquiera dispone de espejos retrovisores. Se trata de un diseño del que nunca se esperó que tuviera un desarrollo práctico.

Se presenta en una pequeña serie compuesta por tres unidades que no se pondrán a la venta y únicamente se mostrarán en los pabellones BMW de los salones del automóvil y en los desfiles internacionales de Louis Vuitton.

El C-1 no es el único proyecto que Louis Vuitton y BMW han puesto en marcha juntos, pero sí el de mayor envergadura. Según ambas marcas, este prototipo propone una nueva filosofía de la movilidad urbana. Su sencillo mecanismo de conducción, la facilidad a la hora de aparcar gracias a su reducido tamaño y su original diseño, ideal para las fashion victims, le convierten en un vehículo innovador que nada tiene que ver con lo que existía hasta el momento.

Las motocicletas, una vez que hayan finalizado su recorrido de exhibiciones públicas, volverán a manos de sus dueños. Louis Vuitton se quedará con el modelo Bagatelle, mientras que Nomade quedará instalado en el Museo BMW. El tercer modelo, Bond Street, será subastado a beneficio de Unicef en septiembre.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más