Estaba en boca de todos, pero la alemana de oro no había hecho ninguna declaración al respecto. Este fin de semana, sin embargo, la modelo se ha decidido a hacer oficial su ruptura en una entrevista concedida a una televisión de su país. Efectivamente, el empresario y play boy inglés Tim Jefferies, quien fuera su novio oficial durante dos años, ya no ocupa su corazón ni su vida. Y no porque se haya enamorado de otro hombre ni porque existieran desavenencias financieras entre la pareja, según declaró la joven.

Eran inseparables
Claudia Schiffer pone así punto final a la que parecía iba a ser su historia de amor definitiva -tras seis años de relación con el mago David Copperfield- y para la que ya sonaban campanas de boda. Ella y Tim Jefferies -ex de otra top, Elle Macpherson- se conocieron en 1999 al coincidir en Mallorca en el yate del diseñador italiano Valentino. Pronto se hicieron inseparables, acudían juntos a todas partes, y no perdían ocasión de hacer demostraciones de cariño en público, aunque la última vez que se les ha fotografiado juntos fue el pasado agosto durante la celebración de cumpleaños de la modelo en Mallorca.

Entregada al trabajo
En su entrevista, Claudia Schiffer niega rotundamente que el motivo de la separación tenga que ver con la aparición en su vida de un nuevo hombre. Y es que días atrás un diario germano la había relacionado con un hombre de negocios con el que acudió a la fiesta de Armani en Nueva York, con motivo de la inauguración de la exposición retrospectiva sobre el modisto.
La toprubia, por lo tanto, está de nuevo sola, aunque parece que no resulta tarea fácil conquistar su corazón. Claudia vive entregada a sus obligaciones profesionales y negocios de cosmética, que, por cierto, le dan grandes frutos, puesto que la alemana es la europea del mundo del espectáculo que más dinero ha ganado en 1999 -1.835 millones de pesetas-. ¿Consolará tanto dinero a su solitario corazón?

Más sobre

Regístrate para comentar