Mientras se acercan los días fríos, necesitamos más inspiración que nunca y puede que no exista alguien más indicado que la abogada y activista, Amal Clooney, para darnos lecciones valiosas. Y no solo lo decimos porque es referencia de un estilo elegante y cargado de glamour, sino porque ella mejor que nadie sabe cómo llevar una de las prendas ligadas al otoño y al invierno. Hablamos de los abrigos, tan básicos para esta temporada que pueden ser los protagonistas indiscutibles o ser los que terminen de elevar cada apuesta de vestuario.

Pero más allá de eso, cada elección que hace nos arroja las claves para conducirnos al que mejor nos funcionará de acuerdo a nuestro tipo de cuerpo porque, siento tan fanática de ellos, la variedad está más que servida. Así que apunta los siguientes consejos.

Si eres alta, puedes usar prácticamente cualquier tipo. Los de botones doble, largos hasta los tobillos, en versión midi o encima de las rodillas, así como también oversize. Ahora bien, es mejor que descartes las hombreras. Estas también están desaconsejadas si tus hombros son más anchos que tus caderas.

Si por el contrario, tienes cuerpo tipo pera, es decir, caderas más anchas que los hombros, son justamente estas las que lograrán equilibrar la parte superior con la inferior. Las solapas gruesas como las que luce Amal en este diseño en azul empolvado también son una excelente opción así como también lo serán aquellos abrigos con silueta tipo A.

Los abrigos cocoon como el amarillo vibrante de Amal son ultra femeninos, elegantes y pueden convertirse en la pieza fetiche del armario para esta temporada en la que vienen con una variación: las mangas tres cuartos. Son además tan combinables que pueden componer por igual un look formal, informal —con sneakers incluidos— o uno mucho más atrevido con botas over the knee.

Si tienes cuerpo tipo manzana y gran estatura, crearás espacio en la sección media y el largo, que usualmente se ubica unas pulgadas por encima de las rodillas o ligeramente a su misma altura, esto ayudará a crear la ilusión de unas piernas kilométricas. Si eres de talla pequeña o de complexión delgada, opta por materiales que no aporten más volumen a su silueta, como cachemir o la lana. Este no funcionará igual de bien en los cuerpos rectangulares para los que sí sentarán de maravilla aquellos que entallen la cintura con una lazada o que incorporen pinzas que moldeen la figura.

Si eres petite, es mejor que te inclines por aquellas prendas por encima de las rodillas o sean de largo midi, y descartar las extra largas porque acortarán tu figura. Es fundamental que te fijes en el ancho; si son demasiado grandes podrían aportarte más volumen y, por ende, hacer que parezcas más pequeña. Asimismo, deja a un lado aquellos con grandes detalles.

Los abrigos de cuadros, así como los elaborados en materiales como el pvc están de moda. Pero mientras las tendencias inundan las calles y se llevan miles de corazones en redes sociales como Instagram, lo clásico y atemporal siempre será la apuesta segura. Piensa en colores tan funcionales como el azul marino o el negro, pero nunca descartes el camel, el mismo que tiñe el abrigo tipo vintage de Amal y que se superpone a su vestido rojo porque su gran virtud es que puede ser combinado con muchas piezas, en especial los colores vibrantes y estampados. Y no solo eso, será apto tanto en el día como en la noche.

Como ves, no sacrificarás el estilo de esta prenda icónica a favor de la comodidad porque se pueden dar la mano sin problema alguno. ¡Sigue los pasos de Amal!

More about