Muy pocas celebrities serían capaces de pisar la alfombra roja sin la ayuda de un estilista. Sin embargo, Blake Lively es una de ellas. Cuando saltó a la fama, allá por 2007 coincidiendo con el estreno de Gossip Girl (era la protagonista) la actriz no contaba con un asesor de imagen personal. Sin embargo, sí podía -y lo ha hecho- aprender mucho del responsable de los looks de la serie, Eric Daman, que la convirtió en un auténtico icono de estilo en la pequeña pantalla. Sus looks se convirtieron en los más aclamados también 'en la vida real'. Años más tarde, y aunque parezca increíble, detrás de sus acertadas elecciones no se encuentra ningún experto de renombre. Blake Lively no tiene estilista, a diferencia de otras grandes estrellas de Hollywood. Pero, ¿alguna vez te has preguntado por qué?

Blake Lively de amarilloVER GALERÍA

Por fin se ha pronunciado al respecto. "Me encanta el diseño y la moda, y lo considero una manera de ser creativa" ha confesado la intérprete en una entrevista concedida a la publicación estadounidense Women's Wear Daily (WWD) Así, desvelaba lo que muchos deseaban saber, el motivo por el que ella misma y no un estilista, se encargaba de idear sus looks. "Es por eso mismo por lo que también me gusta maquillarme o cocinar para mis amigos, tienes que ser creativo" Algo muy relacionado con su trabajo como actriz.

No le ha hecho falta un experto para construir su propio estilo a lo largo de los años y firmas como Christian Louboutin (según hemos podido ver, cuenta con por lo menos siete pares de zapatos del diseñador) Jonathan Simkhai, Óscar de la Renta, o Chanel -marca de la que ha sido imagen- son algunas de sus firmas de cabecera.

Blake Lively en el front row de Michael KorsVER GALERÍA

Tener a tu disposición algunas de las casas de moda más prestigiosas del momento te da cierta ventaja para vestir con estilo. "Es mucho trabajo, pero todos lo hacemos por la mañana. Una vez que tienes la ropa, solo eliges qué ponerte como cualquier otro ser humano. Pero es más fácil porque tienes acceso a ella". La parte difícil es ver todos los desfiles de moda y hacer captura de pantalla de todos los looks que te gustan. Tengo un asistente que me ayuda, y buena relación con los diseñadores" ha contado Blake. 

Y prueba de ello es que en estos meses previos a la gala MET, está muy en contacto con Lorraine Schwartz y Christian Louboutin para elegir los complementos que acompañarán a su vestido. “Les mandé mi vestido y ambos dijeron, ‘de acuerdo, hagamos algo especial’', contó a este mismo medio." Es agradable, porque tengo un montón de artistas trabajando directamente conmigo"

Blake Lively con abrigo azulVER GALERÍA

Pero quizá gran parte del éxito de su aclamado estilo le venga dado por su pasión por el mundo de la moda, como así contó en la entrevista. De hecho, es una de las asiduas a los front rows de las firmas más prestigiosas y la pasada edición de la New York Fashion Week acudió al desfile de Michael Kors (donde compartió front row con Zendaya y Emily Blunt), como también lo hizo en anteriores ocasiones. Una serie de factores que la han encumbrado al Olimpo de las artistas mejor vestidas del momento y sin contar con ayuda profesional.

Más sobre