Kendall Jenner, la embajadora más polémica de Adidas Originals

La elección de la modelo en lugar de un atleta como imagen de la firma deportiva no ha sentado del todo bien a los clientes de la marca

Todo hay que decirlo, Kendall Jenner no está teniendo mucha suerte últimamente. Campaña que protagoniza o producto que lanza y la polémica está servida, las redes sociales on fire y los mensajes públicos de sus detractores se cuentan por decenas. Si primero fue el sonado revuelo generado por la colección de camisetas de su firma de ropa Kendall+Kylie (disculpas posteriores y retirada de las prendas en cuestión), le seguía la controversia suscitada por el comercial de Pepsi que recordaba llorando recientemente en un episodio de Keeping up with de Kardashians (anuncio que también se retiró acusado de frívolo, ofensivo e insensible). Por si no fuese suficiente, la elección de la modelo como nueva embajadora oficial de la firma Adidas Originals también ha provocado todo un aluvión de críticas por parte de algunos de los clientes de la marca deportiva. En este caso, la razón no era el spot publicitario en sí, sino el propio nombramiento de Kendall como imagen de la firma.

Así anunciaba Adidas Originals la elección de la modelo e it-girl como nueva representante de la marca, a través de un vídeo en el que Kendall se convertía en una neo-Venus de Boticelli inmersa en un marco puramente futurista, con la emblemática canción My Way de Frank Sinatra tarareada de fondo. Hasta ahí nada extraño, sino todo lo contrario, sobre todo para los 83 millones de seguidores de la top que aplaudían su nuevo rol. Sin embargo, fueron muchos los clientes de la marca los que criticaron la nominación de Kendall por tratarse de una modelo y celibrity, en lugar de una persona dedicada a una disciplina deportiva o de algún atleta de renombre. Todo esto nos lleva a otra controversia, ¿se trata de productos puramente deportivos o hablamos ya de street wear? Sea como fuere, lo que no podemos negarle a Kendall es su fidelidad a la firma desde la niñez, como demuestra la fotografía que publicaba en su cuenta de Instagram. En una tierna imagen podemos verla junto a su hermana Kylie Jenner con sendos chándales Adidas.

Pero si pensabais que aquí se acababa todo y que la modelo salía por fin del ojo del huracán, estabais muy equivocados. Kendall salta de una polémica para entrar en otra. Actualmente, tanto ella como su hermana Kylie han sido acusadas de apropiación cultural, en esta ocasión por un bolso de su firma Kendall+Kylie. Se trata de un diseño con forma de caja de comida china a domicilio muy similar al diseñado por Deborah Lloyd para Kate Spade. ¿En qué terminará esta nueva disputa?

Más sobre

Regístrate para comentar