Tal vez sea por su devoción por la estética 90’s, su determinación a la hora de lucir los complementos más controvertidos —como ha sido la riñonera—, el afán por poner de moda las bermudas, reinventar el traje sastre a su imagen y semejanza, por pertenecer a la familia que más amores y odios despierta en cuestión de estilo, o por convertirse en prescriptora de nuevas tendencias en cada una de sus apariciones públicas. Puede que por eso y mucho más, en ese preciso instante en el que vemos a Kendall Jenner —y compañía— vestir un look que calificaríamos como normal, nos quedamos un tanto estupefactas. Eso sí, antes de nada tendríamos que matizar qué se entiende por “normal” en estos casos. Pues bien, sería lo sencillo, lo común y sujeto a cierta regla general. En definitiva, en términos de estética se resumiría en la ecuación: vaqueros + camiseta/camisa + calzado. Y así han sido precisamente los 3 últimos looks que Kendall nos ha regalado.

Lo sentimos por los neoyorquinos, pero en cuanto se les nubla un poco el tiempo aquí estamos de enhorabuena, más que nada porque las influencers del momento sacan a relucir outfits que perfectamente podremos asumir durante el próximo entretiempo. Entre esos estilismos se encontrarían estos con los que vimos recientemente a la modelo del ‘clan Kardashian-Jenner’. En la imagen superior Kendall viste unos mom jeans de lavado medio, junto a una camisa blanca con detalle de frunce y lazo a lo largo de la mangas. Kendall lo complementaba con unos comodísimos kitten heels destalonados y un bolso de pelo en color rosa. ¿Éste no podría ser nuestro próximo working look de cara a la rentrée?
En otra ocasión, Kendall era fotografiada dando un paseo por Nueva York con semblante bastante triste —todo hay que decirlo—, enfundada en unos vaqueros de pernera recta, combinados con una sencilla camiseta holgada estampada. Como accesorios optaba por un bolsito rojo de asa corta y unas deportivas blancas clásicas.

Pero ahí no acaba la cosa, también tenemos un tercer outfit en el que inspirarnos, esta vez sobre tacones y con bolsito ‘logo-maníaco’ incluido. Kendall volvía a pisar las calles neoyorquinas con vaquero Levi’s de corte recto y altura sobre el tobillo. La top lo combinaba con una camiseta oversize de escote amplio que le permitía lucir uno de sus hombros, un diseño en color amarillo que presentaba un estampado a contraste en la parte frontal. La modelo decidía vestirla marcándose un braless y prescindiendo de sujetador. Por último, se llevaba su inseparable bolsito monogram ‘Alma BB’, de Louis Vuitton; así como unas sandalias negras minimalistas, de Alexander Wang.

Lo cierto es que, dados los outfits a los que nos tiene acostumbrados Kendall, este “maridaje” de prendas y estilos nos parecen los más versátiles, funcionales y asumibles hasta el momento. Combinaciones sencillas que perfectamente podríamos probar cualquiera de nosotras y que, al igual que las más arriesgadas, pueden resultar igualmente evocadoras, ¿no lo crees? ¿No te han parecido tres fórmulas eficaces para esos días en los que no sabes qué ponerte? Sin duda, también nos declaramos fans incondicionales de esta nueva faceta del estilo Jenner.

- Te puede interesar: Kendall lo ha logrado: el 'street style' se rinde a la riñonera.

Más sobre

Regístrate para comentar