Este lunes, el presidente de Argentina, Mauricio Macri y su esposa Juliana Awada iniciaron su visita oficial a Holanda en donde fueron recibidos por los Reyes de la casa de Orange, Guillermo y Máxima en la Plaza Dam de Ámsterdam.

La cita ha llamado la atención alrededor del mundo, luego de que la esposa del argentino fascinara con su estilo durante su última visita a España a la príncipes de Asturias.

Aún cuando Juliana y Máxima comparten nacionalidad todo parece indicar que en cuanto a gustos cada una tiene su propia inclinación. Juliana se ha decantado por mostrar un lado más sobrio y clásico, mientras que Máxima le ha sumado a su look detalles trendy.

max2VER GALERÍA

La primera dama se valió de un traje en color hueso, conformado por un vestido corte recto acompañado con un saco de mangas tres cuartos con detalles de perlas bordadas en el frente. El conjunto fue creado por la firma argentina, LYU en el que colaboran las diseñadoras Marina Lafuente y María Inés Urien. Awada complementó su sofisticado atuendo con unos stilettos y bolsa de mano en color nude y el pelo recogido en un moño.

Por su parte, Máxima de Zorraguieta pareció eludir a la llegada de la temporada estival con un look, integrado por una falda con motivos florales y un top y saco negro, destacados con un tocado de mimbre y guantes y clutch en color mostaza. A diferencia de la primera dama argentina que optó por la simplicidad, la Reina aderezó su atuendo importantes joyas de la corona.

max1VER GALERÍA

Aún con un contraste de tonalidades, que las argentinas volvieron a repetir durante la cena ofrecida en el Palacio Real de Amsterdam, vistiendo negro y beige, respectivamente. Ambas parecen concordar en un maquillaje muy natural y el pelo recogido.

max3VER GALERÍA

More about