Noor de Jordania

Hija de Najeeb Elias Halaby, director ejecutivo de la Pan Am y de Doris Carlquist, en 1974 se licenció en arquitectura y urbanismo en la Universidad de Princeton. Tiene dos hermanos.

El rey Husein y ella se conocieron mientras Lisa trabajaba en la ampliación del aeropuerto internacional de Ammán. Cuarta esposa del monarca jordano, con el que se casó el 15 de junio de 1978, se convirtió al Islam a raíz del compromiso.

Fue entonces, como esposa del rey, cuando cambió su nombre por el de Noor, que traducido del árabe significa luz. Reina consorte de Jordania desde el día de la boda hasta el 7 de febrero de 1999, tuvo cuatro hijos con el rey.

Noor ha participado en los proyectos de diversas organizaciones internacionales, siempre orientada hacia el fin de diversos conflictos.

Uno de sus cargos consiste en la presidencia de la organización Colegios del Mundo Unido, puesto al que llegó en 1995. Hoy en día viaja con frecuencia entre Jordania, Washington y Londres, sus lugares de residencia.

Además, sigue colaborando con organizaciones internacionales.

Es Presidenta y Fundadora de la Fundación Rey Hussein y Miembro Fundador de Global Zero. Ganadora del Premio Mundial de la Tolerancia en el marco de Premios Mundiales de la Mujer, ha publicado dos libros.

El primero, Hussein de Jordania, llegó a los mercados en el año 2000. El segundo, Salto de Fe: Memorias de una vida inesperada, fue publicado en 2003.

Entre sus distinciones honoríficas destacan su rango como Dama Gran Collar de la Orden de Hussein Ibn’ Ali, Dama Gran Cordón de la Suprema Orden del Renacimiento, Gran Estrella de la Orden al Mérito de la República de Austria, Dama Gran Cruz de la Orden al Mérito de la República Italiana y Dama de Primera Clase de la Orden de la Familia Real de Brunéi.

También es Dama Gran Cruz de la Real y Distinguida Orden de Carlos III y Dama de la Orden del Elefante.

Su compromiso y preocupación no solo por el medio ambiente sino también por los habitantes del mundo puede resumirse con su frase: “Nunca debemos olvidar que todos somos guardianes temporales de los tesoros del planeta”.

Carta Astral

Con el Sol a caballo entre Leo y Virgo (se desconoce su hora de nacimiento), tiene numerosos planetas en ambos signos, por lo que podríamos decir que es una combinación de ellos, es decir, una mezcla de autoridad personal, necesidad de brillar, destacar y ocupar un papel central, por un lado, junto a una necesidad de controlar los detalles, servir y ser útil a los demás, por otro.

Destaca su conjunción del Sol con Plutón, que señala la enorme dosis de secretismo y luchas de poder que deben haber dominado su vida.

Su Luna en el signo de Tauro revela una naturaleza hedonista, sensual y a la vez pragmática, que necesita ver resultados a todo cuanto hace.

Más sobre

Regístrate para comentar