Paz Vega

Capricornio, 2 enero 1976, Sevilla

Formada en el colegio Santa Ana de su ciudad natal, comenzó su carrera como intérprete en la Escuela de Teatro del colegio San José.

Ya en la universidad, empezó una carrera en Ciencias de la Información, pero no la terminó, atraída por la idea de ser actriz. Después de mudarse a Madrid para cumplir su sueño, le fueron llegando papeles en series de televisión, como Más que amigos, Compañeros y 7 vidas.

Su primer papel importante fue el que desempeñó en la película Lucía y el sexo (2000), de la que fue protagonista. Ese mismo año protagonizó la película Solo mía y, dos años más tarde, fue candidata a los Premios Goya.

Premiada como mejor actriz revelación por su interpretación de Lucía, en 2002 apareció en la película de Pedro Almodóvar Hable con ella. Después, formó parte del elenco principal de El otro lado de la cama, película española más taquillera de aquel año.

En 2003 se estrenaba Carmen, película de Vicente Aranda de la que fue coprotagonista y, un año después, Paz realizó su primera incursión en el cine americano. Ese año rodó Spanglish, poco antes de volver a España para participar en la película Di que sí.
En 2006 apareció en el videoclip de Alejandro Sanz A la primera persona. Además, estuvo bajo la dirección de Antonio Hernández en la película Los Borgia, papel que precedió su participación como protagonista en El destino de Nunik.

A finales de 2007, estuvo en Estados Unidos como personaje principal de la película The Spirit, dirigida por Frank Miller. Desde entonces ha participado en películas como Burning Palms, Madagascar 3, Las mil y una noches, Los amantes pasajeros, A fall from Grace, Espectro, Grace of Monaco, Marbel city o El jesuita.

Condecorada el 30 de mayo de 2008 con la medalla de la ciudad de Sevilla, ese mismo año empezó a rodar la serie Lex. El 23 de mayo de 2010, además, fue obsequiada con la Medalla de Oro de la Provincia de Sevilla.

Está casada con el venezolano Orson Enrique Salazar Roa desde 2002 y tienen tres hijos.

Carta Astral

Nació en Luna Nueva, con el Sol y la Luna en el signo de Capricornio, lo que le confiere ambición, capacidad de trabajo y profesionalidad.

Además, la proximidad de ambas luminarias entre ellas le añade imaginación y plasticidad o capacidad de adaptación. Una serie de valores que, bien combinados, son un regalo.

Y para ese fin sirve la presencia de Mercurio, también en el signo de Capricornio, en aspecto a Saturno, el planeta que rige al signo en cuestión y que predomina en la carta astral de la actriz sevillana.

Aunque el punto dinamizador es Urano en el signo de Escorpio, lo que la ha llevado a interpretar muchos de su papeles, empezando por Lucía y el sexo.

Más sobre

Regístrate para comentar