Renée Zellweger

Tauro, 25 abril 1969, 14:41 Baytown, EE.UU.

Su andadura en el mundo de la interpretación comenzó cuando iba al colegio.
Allí participó en sus primeras obras de teatro, situándose en el camino para descubrir su mayor pasión.

Estudiante de ciencias de la radio, cine y televisión en la Universidad de Texas, Austin, terminó la carrera un año antes de lo habitual gracias a sus buenas notas.
Fue entonces cuando, tras asistir a unas clases de interpretación, se volcó en su carrera como actriz.

Lo que había comenzado como una actividad para niños pronto pasó a ocupar gran parte de su tiempo.
La estadounidense recorrió Texas en busca de papeles en películas rodadas en la zona, consiguiendo un hueco en Love and a.45 y en La matanza de Texas: la nueva generación.

Con estos papeles se ganó el favor de la crítica, consiguiendo también algo de fama.
Después de mudarse a Los Ángeles participó en The Whole Wide World y Jerry Maguire, con la que se consagró.

Como actriz destaca su comodidad en el rol de mujer tenaz con una vida complicada, aunque también ha interpretado papeles divertidos o en películas de comedia, mostrando un notable talento.

Cosas que importan y Yo, yo mismo e Irene afianzaron su fama y profesionalidad.
A ese mérito se sumaría en el año 2000 la consecución de un Globo de Oro a la mejor actriz de película cómica o musical por Persiguiendo a Betty.

Fue en 2001 cuando obtuvo su mayor reconocimiento, al participar en El diario de Bridget Jones, película con la que se ganó el favor del público y la crítica.

Nominada a un Globo de Oro y a un Óscar como mejor actriz, también participó en el musical Chicago, ambientado en los años veinte.
Tras obtener un Globo de Oro, el segundo en su registro personal, terminaría ganando el Óscar por su participación en Cold Mountain.

Desde entonces la estadounidense se ha convertido en una de las actrices de mayor prestigio mundial, habiendo conseguido los cuatro premios simbólicos a los que todo actor o actriz aspira, el Óscar, el BAFTA, el Globo de Oro y el Premio del Sindicato de Actores.

Carta Astral

En su carta astral destaca la triple y poderosa conjunción de Júpiter, Urano y Plutón característica de todos los nacidos a finales de los años 60 del pasado siglo, pero que en su caso se convierte en personal por estar en casa uno, cerca del Ascendente.

Es por eso que se ha convertido en un personaje referente.

Más aún porque forman conjunción con el Nodo Lunar y se podría considerar la oposición a Venus, planeta destacado en su horóscopo al ser regente del signo al que pertenece la actriz, Tauro.

Son planetas que, además, le otorgan inteligencia y le imprimen un singular estilo.

Otros factores destacados de su carta son su Luna en el signo de Leo, que confiere dotes para la interpretación y la puesta en escena, junto a la oposición Mercurio-Neptuno, siendo Mercurio uno de los planetas más destacados de su carta astral y Neptuno el planeta del séptimo arte.

Más sobre

Regístrate para comentar