David Beckham, Johannes Huebl... Cuando los 'trendsetter' también fallan con su armario

A veces incluso los reyes del estilo fallan a la hora de elegir entre un buen 'look' y uno malo

A veces, incluso los iconos de estilo más respetados fallan a la hora de elegir qué ponerse de entre todas las opciones de su armario. Y es que hay outfits que no resultan sencillos ni siquiera para los auténticos reyes del urbanwear: desde trendsetter noveles, como el modelo Johannes Huebl, que parece haber aprendido al pie de la letra todas las normas de cómo vestir bien de la it-girl Olivia Palermo, hasta intocables, como David Gandy o David Beckham. Recordamos algunos de los fallos de estilo más 'sonados' de los famosos... y cómo evitarlos.

DANIEL RADCLIFFE Y EL 'TOTAL LOOK' A CUADROS

hombre-siyno-01VER GALERÍA

El traje sastre de cuadro ancho, a diferencia del Príncipe de Gales, es traicionero. Daniel Radcliffe es buen ejemplo de la mala pasada que puede jugarnos un total look de este tipo, especialmente cuando combinamos un tres piezas de color claro en el que se 'funden' el chlaeco con la mericana, haciendo que sea difícil distinguir la solapa del resto del traje. Hay muchas cosas que fallan en este outfit, aunque sin duda el efecto óptico de los cuadros, que achatan la figura y restan centímetros al actor, es el fallo más llamativo y la razón por la que debemos evitar este look siempre que sea posible. La camisa abierta, sin corbata, tampoco funciona con este tipo de traje, que llama a un estilo menos casual que el que se pretende con el efecto final.

MEJOR CON... a diferencia del traje de cuadros, a Daniel Radcliffe le van bien los trajes entallados, encajados en los hombros, y en colores lisos, sin caer necesariamente en el negro o el gris, como este dos piezas en color caqui -al fin y al cabo, es el nuevo negro-, con camisa en azul denim y corbata de rayas.

DAVID GANDY Y EL FALLO EN LA TALLA

hombre-siyno-04VER GALERÍA

David Gandy suele aparecer a menudo en el Olimpo de los mejor vestidos, aunque su estilo de aire dandy a veces arriesga en exceso, pecando tanto en el uso de los complementos, como en uno de los fallos más comunes del armario masculino: el uso de prendas que no son de su talla. Un ejemplo: la gabardina en color beis, demasiado amplia, empaña lo que de otro modo sería un look de día casi perfecto. El atuendo de la derecha sufre del mismo mal, abusando además de un cuadro excesivamente grande, sobre un traje de hechuras dispares (la chaqueta es demasiado grande, el chaleco demasiado estrecho). El detalle definitivo: el sombrero de felpa gris, que en lugar de complementar al traje, convierte todo el look en algo cercano a un disfraz.

MEJOR CON... el dos piezas del centro, con chaleco y pantalón en gris texturizados en lugar de a cuadros, y abrigo marrón encajado en los hombros.

JOHANNES HUEBL: DEL AZUL 'NAVY' AL CELESTE

hombre-siyno-03VER GALERÍA

El azul marino es un color tan básico que resulta casi imposible fallar con él. Excepto si, como en el caso de Johannes Huebl, pretendemos arriesgar tanto con él... que nos pasamos. Los básicos se prestan a combinaciones más arriesgadas y complementos fuera de la norma: algo que al it-boy alemán le juega una mala pasada, combinando un dos piezas de verano con unos loafers en azul celeste, dejando al aire los tobillos gracias al corte pesquero del pantalón. El azul del zapato 'choca' con el del cinturón, de una tonalidad de azul distinta, aunque lo bastante cercana como para que parezca un error de estilo y no una elección hecha a conciencia. El pañulo de la chaqueta, demasiado formal, tampoco ayuda a definir el estilo final del conjunto.

MEJOR CON... un look cien por cien urbano que no se preste a las dudas, especialmente si queremos llevar pantalones que dejan el tobillo al descubierto. Las tres tonalidades de azul del look de la derecha (camisa, pantalones y gafas de sol) se parecen, pero están lo bastante alejadas entre sí dentro del círculo cromático como para que no se fundan unas con otras ni tampoco choquen entre sí. Los zapatos de ante, mejor en marrón claro.

GEORGE CLOONEY Y EL TRAJE DE DÍA

hombre-siyno-05VER GALERÍA

George Clooney viste como nadie el esmoquin (de hecho, elegía saltarse el protocolo para casarse con Amal Alamuddin vestido con un tuxedo), aunque a la hora de vestirse de sastre, especialmente durante el día, el actor ha cometido más de un fallo de estilo casi insalvable. Su principal error: la camisa abierta y sin corbata, resultan demasiado informales al combinarlas con un traje sastre de color oscuro, especialmente si se tiene en cuenta que la camisa es blanca y de raya diplomática, un tipo de prenda formal por definición. El resultado: el conjunto le suma años al actor, innecesariamente.

MEJOR CON... un traje sastre de verano en color claro, como el look en gris de la derecha, y con corbata.

DAVID BECKHAM Y EL 'TOTAL LOOK' DENIM

hombre-siyno-02VER GALERÍA

Otro 'intocable' en el reino de los trendsetters mejor vestido suele ser David Beckham, que lleva casi dos décadas marcando tendencias, tanto capilares como con su forma de vestir. Beckham no le tiene miedo a los cambios, y de ahí que, a través de los años, le hayamos visto arriesgar más que a nadie a la hora de cambiar de look o probar tendencias nuevas. Esta forma de entender la moda puede dar muy buenos resultados, aunque también expone al ex futbolista a algún que otro 'desastre' de estilo: la imagen de la izquierda, aunque parezca salida de la década de los 90, es nada menos que de 2009, cuando Beckham acudía a un partido de baloncesto en Los Angeles vistiendo un total look denim, con camisa vaquera en azul oscuro y pantalón en gris lavado.

MEJOR CON... el total look denim puede dar muchos quebraderos de cabeza a los fashionistas, aunque la norma recomendada de llevarlo es con prendas que difieran radicalmente en el tratamiendo del tejido. Un ejemplo: cuatro años más tarde, David Beckham acertaba de lleno con la misma fórmula, en este caso con una camisa vaquera con topos blancos sobre azul claro, y jeans muy oscuros.

Más sobre

Regístrate para comentar