Ellos también quieren una piel sana

Las claves de la limpieza y la hidratación de la epidermis masculina

No se engañen. Cada vez crece más el número de hombres que se preocupan por el cuidado de su piel. El mito del hombre rudo, que no utiliza cremas, está comenzando a desvanecerse de manera más que evidente. Y es que ellos también se han dado cuenta de que su piel también sufre los efectos del sol, de la polución, del paso del tiempo o incluso al estrés. Pero, sobre todo, es el afeitado diario el que hace sufrir a la piel, tal vez la mayor agresión que padece el cutis masculino. Pasar diariamente una cuchilla sobre la piel genera una serie de trastornos, sobre todo en las más sensibles, que acaban sufriendo la falta de hidratación y elasticidad.

La piel masculina es diferente a la de las mujeres, pues su epidermis es mucho más áspera, gruesa y rica en colágeno y elastinas, lo que hace que sea más firme y que, en ella, la aparición de arrugas se retrase. Sin embargo, no todo son ventajas, pues estas características hacen también que su piel tenga más grasa, con los consiguientes problemas de brillos y, sobre todo, de acné, que en algunos hombres puede llegar a ser muy serio.

Estos motivos hacen que la cosmética masculina se desarrolle cada vez más, aunque, obviamente, tiene unas características diferentes de los productos para mujeres. Porque, ¿qué es lo que busca el hombre? fundamentalmente productos cómodos y de fácil aplicación, que se absorban con rapidez, que no tengan perfume y que hidraten la piel durante todo el día.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más