La soberana acudió el pasado lunes a uno de los colegios cristianos cercano a la capital jordana (Amman), para inaugurar un festival navideño
Pulse sobre la imagen para ver las ampliaciones de las fotos

Rania de Jordania impartió una vez más una lección de conciliación con su visita al centro escolar y a los más de 50 alumnos cristianos, todos vestidos de Papá Noel, que aclamaban su nombre

RANIA DE JORDANIA 'CELEBRA' LA NAVIDAD CON NIÑOS CRISTIANOS

Los reyes Abdalá y Rania han felicitado además el Año Nuevo, al modo occidental, con una fotografía familiar

24 DICIEMBRE 2008
De Rania de Jordania se ha dicho siempre que es una de las Reinas de Oriente más occidentalizadas. Por su debilidad por las firmas de moda europeas más exclusivas al vestir y, sobre todo, por su gran causa: la plantación de las semillas de la aceptación, el diálogo y la paz para lograr el definitivo encuentro entre el Islam y Occidente. Que la soberana jordana bebe de ambas culturas lo ha vuelto a demostrar una vez más con su participación de algunas tradiciones de la Navidad cristiana. Una de ellas la felicitación navideña para desear a amigos y personalidades del mundo un próspero Año Nuevo.

Los reyes Abdalá y Rania han enviado una fotografía familiar, en la que los soberanos aparecen rodeados por sus cuatro hijos -el príncipe Hussein, de catorce años; la princesa Imán, de doce; la princesa Salma, de seis, y el príncipe Hachem, de casi tres-, para felicitar un año más, al estilo occidental, las fiestas navideñas y, especialmente, la entrada al nuevo año, que no coincide con el musulmán que comienza en septiembre. La tarjeta incluye un mensaje con letras doradas, caracteres tanto árabes como inglés, que expresa sus deseos de un feliz año lleno de amor y de la gracia de Dios.

La reina Rania, defensora de que las creencias nunca pueden ser un arma de enfrentamiento, sino un instrumento de concordia, ha predicado con su discurso de tolerancia. La soberana acudió el pasado lunes a uno de los colegios cristianos de la localidad de Fuheis, cercana a la capital jordana (Amman), para inaugurar un festival navideño. Rania de Jordania impartió una vez más una lección de conciliación con su visita al centro escolar y a los más de 50 alumnos cristianos, todos vestidos de Papá Noel, que aclamaban su nombre. La Reina, cariñosa y cercana con los niños como es habitual en ella, dio por inaugurado el festival con el encendido de las luces de un árbol de Navidad de 20 metros de altura, durante una ceremonia en la que participaron clérigos de varias iglesias y mezquitas. Un ejemplo a seguir.


  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?