La cita musical permitió ver a la familia al completo, acompañados por la asistente personal de la princesa Mary, Carolie Heering, y su hija Rose Marie, ahijada del príncipe Federico
Pulse sobre la imagen para ver las ampliaciones de las fotos

El coro infantil entregó a los niños reales, momentos antes de comenzar el recital, dos velas como las que ellos portaban, pero 'de pega', así como el programa musical

LOS PRÍNCIPES CHRISTIAN E ISABELLA 'PRESIDEN' UN CONCIERTO DE NAVIDAD

Los Príncipes herederos y sus hijos acudieron al recital navideño del coro infantil del Real Conservatorio Danés en Copenhague

15 DICIEMBRE 2008
Llegan las Navidades y con ellas el tiempo por excelencia de los más pequeños, auténticos protagonistas de estas entrañables fechas. Esta época supone, de hecho, una de las mejores oportunidades para ver a los niños reales en salidas familiares. Como la que efectuaron el príncipe Christian y su hermana, la princesa Isabella, el pasado fin de semana junto a sus padres, los Herederos de Dinamarca, con ocasión del concierto de Navidad del coro infantil del Real Conservatorio Danés en Copenhague.

La cita musical permitió ver a la familia al completo, acompañados por la asistente personal de la princesa Mary, Carolie Heering, y su hija Rose Marie, ahijada del príncipe Federico. Los tres pequeños atendieron muy formales el repertorio del coro infantil, que entregó a los niños reales, momentos antes de comenzar el recital, dos velas como las que ellos portaban, pero de pega, y el programa musical.

No fue la única aparición pública del príncipe Christian este fin de semana. Federico de Dinamarca había llevado el pasado sábado a su primogénito a ver la gala anual de la escuela de ballet de Susanne Heering en Frihavnen (Copenhague). Del diseño del vestuario, los pósters y la escenografía se encargó la abuela de Christian, la reina Margarita II, amiga personal de Heering. La soberana danesa se ha ocupado de los diseños para esta producción anual desde hace 28 años. Sin embargo, a diferencia de lo que es habitual, esta vez no se representó un cuento del popular autor danés Hans Christian Andersen, sino uno ruso, La pequeña niña de nieve. El Heredero y su hijo, a quien llevaba en brazos, fueron recibidos a su llegada por la propia Heering.


  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?