Pulse sobre la imagen para ver las fotografías

SARAH FERGUSON Y EL PRÍNCIPE ANDRÉS ACERCAN A SUS HIJAS A LA REALIDAD DE LOS QUE MÁS SUFREN

Las princesas Beatriz y Eugenia han participado en un polémico documental en el que visitan, junto a su madre, un orfanato turco y algunas zonas deprimidas de Rumanía

8 NOVIEMBRE 2008
Hace apenas dos días la cadena británica ITV1 emitía un documental con unas 'reporteras' muy especiales. Bajo el título de Duchess and Daughters: Their Secret Mission (La Duquesa y sus Hijas: Su Misión Secreta), Sarah Ferguson y sus hijas, las princesas Eugenia y Beatriz ejercían como narradoras de excepción de la pesadilla que viven a diario niños que viven en un orfanato turco, así como las difíciles circunstacias que rodean la existencia de familias muy pobres en las zonas más deprimidas de Rumanía.

Es de sobra conocido el interés que la ex mujer del príncipe Andrés siempre ha tenido por mostrar a sus hijas la realidad de los menos afortunadas. La que fuera Duquesa de York está decidida a que Beatriz y Eugenia tomen conciencia de la responsabilidad que tienen con los más indefensos desde su posición de privilegio. Sin embargo, a veces, hasta las iniciativas bienintencionadas son objetos de polémica.

Y esto es precisamente lo que le ha ocurrido a Sarah. El documental muestra imágenes de niños en lamentables condiciones. La difusión del vídeo ha incomodado al Gobierno turco, que ha causado a Sarah Ferguson de encabezar una campaña de desprestigio, y que hace un flaco favor a las aspiraciones del país de convertirse próximamente en nuevo miembro de la Unión Europea. Sarah, por su parte, ya ha dicho que no va a pedir disculpas y que en ningún momento ha querido fomentar ningún sentimiento antiturco.

"Yo fui como una madre y fui porque estos niños son susurros silenciosos. Francamente, estoy muy feliz por tener la valentía de hacer este documental", afirma. La ex mujer del príncipe Andrés mantiene que en ningún momento ha participado en esta grabación con intención política alguna y que ella ya no forma parte de la Familia Real Británica. Asímismo, reconoce que el padre de sus hijas la ha apoyado al cien por cien en esta aventura. "Yo no hago nada sin el consentimiento de su padre", argumenta. Por su parte, el Ministerio de Asuntos Exteriores británico no ha querido involucrarse en la polémica y tan sólo ha aclarado que su misión se ha reducido a garantizar la seguridad de Sarah y las Princesas durante el viaje.

Acompañando al príncipe Andrés
Sin embargo, la visita de la que fuera cuña de la princesa Diana, junto hija Beatriz, a Rumanía no ha generado un debate tan acalorado. La hija mayor de Andrés de Inglaterra ha podido ver cómo 15 miembros de una misma familia viven en una humilde chabola y ha visitado junto a su madre los barrios más pobres de la ciudad de Tinca, mayoritariamente habitados por gitanos.

Pero, por ahora, Eugenia es la que se ha revelado como la máS viajera de la dos hermanas. Además de estar en Turquía, donde no pudo reprimir las lágrimas al ver la situación de algunos niños, también ha acompañado al príncipe Andrés en su último periplo por China. Padre e hija han viajado hasta Dujiangyan, localidad cercana al epicentro del terremotó que asoló la zona el pasado mes de mayo.

Allí tuvieron la oportunidad de comprobar los devastadores efectos del seismo y acudieron a un colegio 'provisional', donde asisten a clase un gran número de niños que se quedaron sin escuela tras el seísmo. Además, Eugenia y el Duque de York depositaron flores en memoria de las víctimas del terremoto en una de las áreas más destruidas la pasada primavera.


  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?