La condición del príncipe Federico, así como la de su hijo, el pequeño Christian, como tal está amparada por la Ley de Sucesión del 27 de marzo de 1953
Pinche sobre la imagen para ver las ampliaciones de las fotografías

La “coronación” de la Soberana implicó una modificación de la Constitución Danesa. La propuesta sucesoria pasó por dos parlamentos y fue popularmente refrendada

LAS LEYES DE SUCESIÓN AL TRONO EN EL REINO DE DINAMARCA PODRÍAN SER MODIFICADAS

Los daneses, convocados a referéndum en junio de 2009, quieren llevar la igualdad a Palacio

14 OCTUBRE 2008
Por primera vez en la historia, las reglas de sucesión danesas podrían ser modificadas. El cambio de la ley, que sería sometido a referéndum el próximo 7 de junio de 2009, permitiría al primogénito de los Soberanos ser el heredero al trono independientemente de su sexo.

La modificación, que sólo podría llevarse a término si un elevado tanto por ciento de la población danesa votara la propuesta de justificar el cambio, fue aprobada por el Parlamento en febrero de 2006 -la princesa Mary estaba embarazada de su primer hijo- con ningún voto en contra y una sola abstención.

El primer nacido debe ser siempre el heredero
El sondeo, convocado por el primer ministro danés, Anders Fogh Rasmussen, coincidirá con las elecciones al Parlamento Europeo. “Queremos que haya una total igualdad en la sociedad danesa, y eso afecta a las ley actual de sucesión al trono. Lo más apropiado es cambiarla por una cuestión de principios y no porque ésta afecta a una persona en concreto. El primer nacido debe ser siempre el heredero».

La condición del príncipe Federico, así como la de su hijo, el pequeño Christian, como tal está amparada por la Ley de Sucesión del 27 de marzo de 1953. La misma que permitió a la entonces princesa Margrethe -la mayor de las tres hijas de los Reyes– convertirse en heredera y, casi dos décadas después, tras la muerte de su padre, Federico IX, en Margarita II. En la primera mujer que llegaba al trono danés después que su antecesora, Margarita I reinara en 1353 años.

Nuevos tiempos para los derechos reales
La “coronación” de la Soberana implicó una modificación de la Constitución Danesa. La propuesta sucesoria pasó por dos parlamentos y fue popularmente refrendada.

El orden sucesorio, que hasta aquel momento había sido únicamente agnaticio -por línea masculina-, se convirtió en “agnaticio-cognaticio”. Los derechos reales podían pasar tanto a hombres como a mujeres, aunque se seguía manteniendo la preferencia del varón sobre la mujer.

Ahora, el próximo año, los daneses tendrán la oportunidad de llevar la igualdad a palacio. Un derecho, que apoyaron masivamente hace más de medio siglo, aunque con acotaciones.


  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?