El príncipe Kardam, que ocupa desde hace días una habitación del Doce de Octubre, recibe permanentemente la visita de su esposa y sus familiares más cercanos
Pulse sobre la imagen para ver las ampliaciones de las fotos

Ni su mujer ni los demás seres queridos del príncipe Kardam pierden la esperanza de una evolución favorable

ÚLTIMAS NOTICIAS SOBRE EL ESTADO DE SALUD DE KARDAM DE BULGARIA

El Príncipe de Tirnovo, que continúa en coma profundo, ha abandonado la UVI y permanece en una habitación del Doce de Octubre, donde le visitan permanentemente su esposa y parientes más cercanos

19 SEPTIEMBRE 2008
La familia del príncipe Kardam y su círculo de amigos más íntimos mantienen el optimismo y la esperanza dentro del desaliento que supone que su estado de salud sea igualmente grave que hace un mes tras sufrir el aparatoso accidente de coche en la N-I en compañía de su esposa, Miriam de Ungría. El primogénito de los reyes Simeón y Margarita de Bulgaria, que abandonó hace más de una semana la UVI y fue trasladado a una habitación en planta del hospital del Doce de Octubre, continúa en coma profundo, tal y como ingresó el pasado mes de agosto en el centro médico. Aunque en la actualidad no permanece sedado y respira de forma espontánea, lo que debe ser interpretado como un dato de mejoría dentro de su extrema gravedad, no se puede determinar la trascendencia de la lesión cerebral mientras persista la disfunción encefálica del coma.

Los suyos no se separan de él. El príncipe Kardam recibe permanentemente la visita de su esposa, Miriam de Ungría, y de sus familiares más cercanos en su nueva habitación en planta del hospital. Hasta hace una semana la Princesa de Tirnovo, que ingresó tras el accidente en la UVI de La Paz con lesiones graves (aunque de menor consideración que las de su marido) y permaneció hospitalizada durante 11 días, no había podido verle. Fue informada de la gravedad del estado de su esposo sólo unos días antes de recibir el alta (se tomó esa decisión para que no se viera tan afectada en su recuperación) y tuvieron que pasar otros tantos para contar con el permiso de los médicos de poder acompañar a su marido en estos difíciles momentos. Ni su mujer ni los demás seres queridos del príncipe Kardam pierden la esperanza de una evolución favorable, aunque atraviesan días de preocupación conscientes de que el futuro de su situación es incierto.


  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?