Como de costumbre, en los últimos veranos, la princesa Alia viajó a Mallorca para pasar junto a la Familia Real unos días de vacaciones con sus hijas más pequeñas. En la imagen, con la Reina, sus gemelas y los hijos de la infanta doña Elena y el duque de Lugo
Pulse sobre la imagen para ver más fotografías

La princesa Alia y el príncipe Faisal -uno de los hijos del Rey Hussein y la princesa Muna- viajaban a España con frecuencia representando a su hermano, el Soberano Abdalá. Como prueba de afecto, el Rey don Juan carlos concedió al matrimonio la Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica, en 2006

NUEVO DIVORCIO EN LA CORTE DE JORDANIA

La princesa Alia y el príncipe Faisal, hermano del rey Abdalá, han puesto fin a su matrimonio tras una convivencia de 21 años y cuatro hijos en común

3 SEPTIEMBRE 2008
Como de costumbre, en los últimos veranos, la princesa Alia viajó a la isla de Mallorca para disfrutar junto a la Familia Real española de unos días de vacaciones con sus hijas más pequeñas. Y como de costumbre, también, la cuñada de la reina Rania volvió a distinguirse por esa manera de ser tan discreta entre un revuelo de niños: los de la duquesa de Lugo y de Palma; las suyas –las gemelas Sara y Aisha, de 11 años- y los de los matrimonios amigos de las infantas.
Igual de sonriente y de tranquila que en cualquiera de sus frecuentes visitas a España, el comportamiento de la Princesa no sólo no alimentó rumores sino que no llegó a abrir un solo interrogante sobre la ausencia de su esposo en unos días de verano tan familiares.

Divorciados desde abril
Fue la vuelta a casa de la Princesa la que trajo consigo los primeros rumores de separación. Una noticia que no ha sido confirmada oficialmente pero sí recogida en algunos medios relacionados con la Casa Real. Según estos, el divorcio de los príncipes se habría firmado el pasado mes de abril, después de que el hermano del rey hubiera iniciado una relación sentimental con una supuesta ex secretaria nacida en Palestina.
La princesa Alia, que tiene en España una segunda casa y en la infanta Cristina a una de sus mejores amigas, parece haber aceptado la situación con normalidad y resignación, aunque también inevitablemente con cierta pena.

Íntima amiga de la infanta Cristina
A la cuñada de los Reyes de Jordania le gustaba viajar a España con su esposo, el príncipe Faisal; compartir intimidad con la Familia real –don Juan Carlos les entregó, en 2006, como “prueba de mi real afecto” la Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica-; encargar algún vestido nuevo al diseñador Petro Valverde…
Aunque sobre sentimientos no hay nada escrito, a partir de ahora, la Princesa tendrá que iniciar una nueva aventura como ser humano. Como madre tiene a sus cuatro hijos, Ayah (1990); Omar (1993) y a sus gemelas; como miembro de la Familia Real seguirá cumpliendo con sus obligaciones, aunque difícilmente podrá volver a ser esa “embajadora” del Rey. La que recibía, siempre a la sombra de su marido –el príncipe Faisal, aunque estudió ingeniería ocupa un lugar importantísimo en el rango militar del ejército jordano- a los visitantes extranjeros; y la que solía acompañarle en sus viajes en nombre del Soberano Abdalá.


  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?