El príncipe Felix, de seis años, de la mano de su padrastro Martin Jørgensen, y junto a sus padres, el príncipe Joaquín y la condesa Alejandra posa sonriente en su primer día de colegio
Pinche sobre la imagen para ver más fotografías

La condesa Alejandra y su marido, Martin Jørgensen, junto al pequeño Felix, que acudió por vez primera al colegio Krebs de Copenhague, donde ha comenzado sus estudios de primaria

EL PRÍNCIPE FÉLIX DE DINAMARCA, DE 'VUELTA AL COLE'

Como una familia bien avenida, el príncipe Joaquín y la condesa Alejandra, junto al marido de ésta Martin Jørgensen, acompañaron a su hijo en su primer día de colegio

19 AGOSTO 2008
Que nadie se asuste: no se ha pasado tan rápido el tiempo. O sea, todavía no es mediados de septiembre, sino de agosto, y muchos aún tienen vacaciones estivales para rato. Pero, como es tradición en Dinamarca, los escolares ya han vuelto a las aulas. Los niños se han equipado un año más con mochilas, cuadernos y plumieres para enfrentarse en el país escandinavo a uno de los tragos inevitables del ocaso del verano: la vuelta al cole. También los habitantes más pequeños de palacio han pasado por tan amargo trance.

Recién cumplidos los seis años, el príncipe Félix, que había ido hasta ahora a una céntrica guardería de la capital danesa, acudió por primera vez la escuela Krebs de Copenhague, donde ha comenzado sus estudios de primaria. De la mano de su madre, la condesa Alejandra, y su padrastro, Martin Jørgensen, así como junto a su padre, el príncipe Joaquín de Dinamarca, el pequeño realizó una primera toma de contacto, mientras que su hermano mayor, el príncipe Nicolás, de nueve, inició el curso hace unos días, en su caso, 4º de Primaria. Vestido con pantalones vaqueros y chaleco de plumas, Felix acudió muy sonriente al colegio.

El príncipe Félix seguirá la trayectoria académica marcada por el príncipe Nicolás y por su padre, el príncipe Joaquín, que, al igual que su hermano mayor, el príncipe heredero Federico, también realizó sus estudios de Primaria en esta escuela del elegante barrio de Østerbro. En esa misma zona, se encuentra la casa donde residen la condesa Alejandra y su esposo, Martin, así como, entre semana, los pequeños. No hay remedio, lo bueno toca a su fin.


  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?