La reina Sofía levanta los brazos en señal de victoria en el mismo momento en que finalizó el partido. Junto a ella se encontraba Iñaki Urdangarín que saltó de su asiento y Bruno Gómez Acebo (hijo de la infanta Pilar) en compañía de su mujer, Bárbara Cano
Pinche sobre la imagen para ver más fotografías

La Reina y la infanta Cristina charlan animadamente durante la gran final olímpica de tenis, sin poder disimular su satisfacción por la buena marcha del encuentro

LA REINA CELEBRA CON RAFA NADAL SU MEDALLA DE ORO EN LOS JUEGOS OLÍMPICOS DE PEKÍN

Junto a doña Sofía también vibraron desde las gradas los Duques de Palma, el Gran Duque de Luxemburgo, Juan Antonio Samaranch y Bruno Gómez Acebo junto a su esposa, Bárbara Cano

17 AGOSTO 2008
A partir de mañana será oficialmente el número uno del tenis mundial, pero ya Rafa Nadal tiene motivos para celebrar por todo lo alto. El partido que ha disputado contra el chileno Fernando González se saldó con la victoria del tenista español, que ha lucido orgulloso el oro desde lo más alto del podium olímpico. El mallorquín derrotó en la final olímpica a su contrincante (6-3, 7-6 y 6-3) y conquistó la primera medalla de oro para el tenis español. Pero Rafa no ha sido el único en alegrarse por aumentar el medallero español, la Reina ha acudido a esta cita definitiva con la victoria y ha saltado del asiento y aplaudido con el magnífico juego del mallorquín.

Doña Sofía se mostraba exultante al final del partido. Pero no estaba sola, en las gradas también la acompañaban los Duques de Palma, el Gran Duque de Luxemburgo, Juan Antonio Samaranch, Presidente honorífico del Comité Olímpico Internacional, y Bruno Gómez Acebo -hijo de la infanta Pilar-, junto a su mujer, Bárbara Cano. Con todos ellos ha festejado, como una seguidora más de Nadal, el triunfo del representante español. E incluso se la pudo ver hablando por su teléfono móvil. Seguramente informando a algún amigo o familiar de los excelentes resultados del encuentro.

La Familia Real, un apoyo icondicional del deporte español
Se podrían contar por miles los seguidores de Rafa Nadal. Numerosos admiradores van a verlo a los torneos o siguen atentamente sus magistrales jugadas por televisión. La Familia Real española también se encuentra entre ese grupo de incondicionales del tenista. Lo han acompañado durante los Juegos Olímpicos de Pekín y han sido testigos de un momento inolvidable en la historia del Deporte español.

No obstante, también han estado presentes en otras grandes citas del deportista con la gloria. El pasado mes de julio, los Príncipes de Asturias se encontraban presenciando el partido que convirtió en ganador de Wimbledon a Nadal. Pero no sólo han dado ánimos a Rafa, ayer mismo se podía ver a la Reina, a la infanta Cristina e Iñaki Urdangarín sufriendo con la derrota de la selección española de balonmano. Y hace una semana eran don Felipe y doña Letizia quienes felicitaban al ciclista asturiano Samuel Sánchez por conseguir la primera medalla de oro para España.


  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?