El encuentro entre la selección española y la francesa de balonmano es la primera prueba olímpica a la que asistieron los Duques de Palma y la Reina
Pinche sobre la imagen para ver las ampliaciones

La infanta Cristina y doña Sofía escucharon atentamente las indicaciones de Jaime Lizavesky, el Secretario de Estado para el Deporte

LA REINA Y LOS DUQUES DE PALMA ANIMAN A LA SELECCIÓN ESPAÑOLA DE BALONMANO EN PEKÍN

Doña Sofía, la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin llevan los colores de la bandera española a los Juegos Olímpicos tras la marcha de los Príncipes de Asturias

16 AGOSTO 2008
Atras quedan los apacibles días de verano que la Reina ha vivido en Palma de Mallorca junto a sus hijos y sus nietos. Su destino ahora mismo es bien distinto. Doña Sofía acaba de llegar a Pekin para apoyar a la representación española presente en los Juegos Olímpicos. La soberana española está acompañada por los Duques de Palma. Iñaki Urdangarín y la infanta Cristina se han separado unos días de sus hijos para asistir a esta ineludible cita con el deporte mundial. Además, el primer encuentro deportivo al que acudieron nada más llegar era especialmente emocionante para la pareja, ya que se trataba del partido de semifinales entre la selección española de balonmano y la francesa.

Tanto los Duques como la Reina vivieron con intensidad el partido y sus rostros y gestos fueron fieles retratos de sus emociones. Aunque sin duda el que disfrutó y sufrió más con el encuentro fue Iñaki Urdangarín, a quien seguramente asaltarían recuerdos de su pasado como balonmanista. Finalmente, no pudo ser. El equipo galo venció a nuestros representantes y doña Sofía, la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin no pudieron disimular su decepción y tristeza. Cabe destacar que durante todo el encuentro deportivo estuvieron acompañados por el Secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lizavesky, con quien la Reina comentó algunas de las jugadas del equipo español.

Una familia muy unida al deporte
Desde la cuna los hijos de los Reyes de España han tenido un contacto bastante fluido con el deporte. Incluso algunos momentos de sus vidas han estado marcado por encuentros deportivos, como por ejemplo, los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996, que unieron las vidas de la infanta Cristina e Iñaki Urdangarín. La Familia Real Española es una gran aficionada a deportes como la hípica (la infanta Elena) o la vela, como es el caso del Rey y el príncipe Felipe. De ahí que no sea de extrañar que buena parte de la familia de Don Juan Carlos haya querido estar en los Juegos Olímpicos. Primero eran los Príncipes de Asturias los que asistían a la inauguración y primeras pruebas de las Olimpiadas. Ahora, un nuevo 'contingente' real ha llegado a Pekín para transmitir su energía a nuestros deportistas.


  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?