Doña Sofía intenta inculcarles a Felipe Juan Froilán y a Victoria Federica el gusto por la danza llevándolos a la representación de Romeo y Julieta, interpretada por el Ballet de Moscú
Pinche sobre la imagen para ver las ampliaciones

La infanta Elena y la princesa Irene de Grecia acompañaron a la Reina y a los niños a la Fábrica de vidrio de Gordiola

LAS DIVERTIDAS VACACIONES FAMILIARES DE FELIPE JUAN FROILÁN Y VICTORIA FEDERICA EN PALMA DE MALLORCA

Los pequeños disfrutaron junto a la Reina del Ballet de Moscú y también acudieron en compañía de su madre, la infanta Elena, y de doña Sofía a una fábrica de vidrio de la isla

9 AGOSTO 2008
Los hijos de la infanta Elena, Felipe Juan Froilán y Victoria Federica, no han parado ni un minuto desde que aterrizaron en Palma de Mallorca a mitad de semana. Ambos parecen tener una 'agenda' repleta de divertidas e interesantes actividades. A buen seguro que en ello tiene mucho que ver su abuela, la reina Sofía que durante su descanso estival en la isla balear intenta pasar el mayor tiempo posible con sus nietos y entretenerlos con multitud de actividades.

Si el jueves veíamos a la soberana y a los pequeños en la suelta de tortugas marinas en la isla de Cabrera, los planes de doña Sofía para este fin de semana no son menos entretenidos. Ayer por la mañana acudió junto a su hija mayor, doña Elena, y sus dos nietos a la Fábrica de vidrio Gordiola de Palma de Mallorca, donde Felipe Juan Froilán y Victoria Federica pudieron curiosar por sus amplias instalaciones. A esta excursión matutina también les acompañó la hermana de la Reina, la princesa Irene de Grecia, que en muchas ocasiones ha demostrado que siente verdadera devoción por los nietos de su hermana, quienes salían del recinto muy contentos escondiendo bonitos regalos, como algunas canicas, caramelos y figuras de animales, entre ellas, un caballito de mar que los sopladores de vidrio suelen hacer en directo para todos sus pequeños visitantes

Compañeras de juegos
Después de descubrir los secretos del vidrio, los hijos de la infanta Elena tenían una cita nocturna muy especial con su abuela. Declarada amante y profunda conocedora de la música clásica, doña Sofía parecer querer iniciar a sus nietos de una forma amena y divertida en el arte de la danza. Así, la Reina llevó a Felipe Juan Froilán y a Victoria Federica a una magnífica representación llevada a cabo por el Ballet de Moscú.

El Auditòrium de Palma de Mallorca fue testigo anoche de la inolvible historia de Romeo y Julieta, que seguramente entretuvo durante un buen rato a los niños. Pero los nietos de los Reyes no fueron los únicos pequeños que asistieron, también coincidieron en el mismo lugar con la princesa Alia de Jordania y con sus tres preciosas hijas, con quienes compartieron bromas y juegos.


  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?