La Reina soltó uno de los ejemplares más grandes, una tortuga marina de 50 kilos, y fue sorprendida por el chapoteo del animal que la mojó al entrar en el agua
Pinche sobre la imagen para ver más fotografías

Victoria Federica, ayudada por la presidenta de la Fundación liberó a la más pequeña de las tortugas marinas, que pesaba 15 kilos, ante la atenta mirada de su hermano Froilán

LA REINA SOFÍA Y SUS NIETOS ASISTEN A LA SUELTA DE TORTUGAS MARINAS EN LA ISLA DE CABRERA

Felipe Juan Froilán y Victoria Federica ya han llegado a Palma de Mallorca para disfrutar de unas vacaciones junto a su madre, la infanta Elena

7 AGOSTO 2008
Antes de emprender su vuelo rumbo a Pekín junto al Rey para asistir a los Juegos Olímpicos, doña Sofía ha acudido en compañía de sus nietos a la isla de Cabrera para presenciar la suelta de tres tortugas marinas que la Fundación Marineland ha liberado después de que fueran encontradas heridas en aguas de Mallorca.

La Reina y sus nietos Felipe Juan Froilán y Victoria Federica llegaron en el yate 'Fortuna' a la isla de Cabrera, acompañados de Tatiana Ratchild, amiga íntima de Doña Sofía, y de la princesa Alia de Jordania, quien acudió junto a sus tres hijas. En lancha y saludando a los periodistas, la Reina junto a los hijos de la infanta Elena y Jaime de Marichalar llegó a la playa de Cabrera, donde fue recibida por el presidente del Govern, Francesc Antich, y el conseller de Medio Ambiente, Miquel Ángel Grimalt. Las tortugas que han sido devueltas a su habitat natural sufrían neumonía, pero en la actualidad y después de una serie de cuidados por parte de la Fundación ya se encuentran en buen estado para volver al mar.

Los hijos de los Duques de Lugo se interesaron por las tortugas, jugaron con ellas y aprendieron a diferenciar el sexo de los ejemplares. El momento más divertido de la jornada se produjo cuando doña Sofía junto al presidente del Govern, Francesc Antich, y el conseller de Medio Ambiente, Miquel Ángel Grimalt, trataban de devolver al agua a una de las tres tortugas que pesaba 50 kilos. Al ser lanzada al mar la tortuga comenzó a chapotear y empapó a la Reina, que se tomó con humor la situación. Acto seguido los nietos de los Reyes quisieron soltar a la siguiente tortuga, de 65 kilos, aunque tuvieron que conformarse con liberar a la más pequeña, de 15 kilos. Finalmente fue Victoria Federica quien la soltó ayudada por la directora de la Fundación Marineland.

Froilán y Victoria Federica llegaron a Palma de Mallorca junto a la infanta Elena tras haber pasado parte de sus vacaciones con su padre, Jaime de Marichalar. Este año por el momento no ha coincidido la Familia Real al completo, ya que los Príncipes de Asturias ya están en Pekín para la inauguración de los Juegos Olimpicos y los Duques de Palma tienen previsto aterrizar en la isla a finales de esta misma semana procedentes de Mozambique, donde han pasado unas vacaciones junto a sus cuatro hijos.


  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?