La Primera Dama de Francia debutó como anfitriona de algunas de sus homólogas, que permanecieron un día más en París tras concluir la cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno del Mediterráneo
Pulse sobre la imagen para ver las ampliaciones de las fotos

Nicolás Sarkozy besó a su esposa antes del desfile del 14 de julio, sin duda, el momento más fotografíado del día

CARLA BRUNI, ANFITRIONA DE PRIMERAS DAMAS

Asistió al desfile militar del 14 de julio, día de la Fiesta Nacional de Francia, junto a las esposas del Emir de Qatar, del Secretario general de la ONU y del Presidente de Egipto

15 JULIO 2008
Después de intensos días de promoción por su tercer trabajo como cantante, Carla Bruni ha vuelto a ser más Primera Dama que nunca. Dos citas oficiales, una cena en el Petit Palais de París con motivo de la cumbre de la Unión por el Mediterráneo y el tradicional desfile militar del 14 de julio, con su posterior garden party en el Elíseo, con ocasión de la Fiesta Nacional de Francia, han trasladado a la esposa del Presidente galo, Nicolás Sarkozy, del plató de televisión al escenario político.

Entre Primeras Damas
Volvió a adoptar el registro oficial y a recobrar su halo presidencial al puro estilo Jackie con un papel estelar durante la parada militar. Debutó, embutida nuevamente en su cargo, en "un día grande para Francia y un momento de esperanza para la paz" como lo calificó Sarkozy, como anfitriona de algunas de sus homólogas, las esposas del Emir de Qatar, del Secretario General de la ONU y del Presidente de Egipto, que permanecieron un día más en París tras concluir la cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno del Mediterráneo (entre los que se encontaba el presidente José Luis Rodríguez Zapatero). "Es emocionante que tantos líderes de Europa y del Mediterráneo hayan venido a París con el propósito de construir un nuevo orden", subrayó el mandatario.

Para la magna ocasión, Carla vistió de morado, un color que la ha acompañado en sus grandes puestas en escena de Primera Dama, y por el que también se decantó la otra protagonista del día, Ingrid Betancourt, para recibir, de manos del Presidente, la Legión de Honor, que dedicó a los colombianos y, en especial, a sus compañeros de infortunio secuestrados por las FARC. Ambas se conjuntaron y compartieron los cumplidos particulares de Nicolás Sarkozy. La citada distinción se extendió a la modista Sonia Rykiel, al actor Jean Reno, al realizador Dany Boon, al filósofo André Glucksmann y al publicista Jacques Seguela, el alcahuete de la pareja presidencial -organizó la cena en que se conocieron el pasado mes de noviembre-. Un noviazgo relámpago, una boda exprés y numerosos gestos de complicidad en público han llovido desde entonces. El último: un beso antes del desfile del 14 de julio, sin duda, el momento más fotografíado del día.


  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?