Los Príncipes de Asturias han vuelto a demostrar su apoyo a los deportistas nacionales acudiendo a la final de Wimbledon que ha enfrentado a Rafa Nadal y Roger Federer
Pinche sobre la imagen para ver las ampliaciones

LOS PRÍNCIPES DE ASTURIAS FESTEJAN CON RAFA NADAL SU TRIUNFO EN WIMBLEDON

El tenista mallorquín ha conseguido derrotar a Roger Federer en un partido que se ha prolongado durante cinco horas y que se ha suspendido dos veces por la lluvia

6 JULIO 2008
El deporte español está de enhorabuena y el orgullo rojo, henchido como nunca tras las históricas victorias deportivas de los últimos días. Los miembros de la Casa Real española volvieron a mostrar su apoyo a los grandes deportistas nacionales. Y a darles suerte. Si hace una semana los Reyes de España celebraban junto a los jugadores de la selección de fútbol su victoria en la Eurocopa, hoy han sido los Príncipes de Asturias quienes han festejado el triunfo de Rafa Nadal. Don Felipe y doña Letizia acudieron al All England Tennis Club, lugar donde se celebra el torneo de Wimbledon, para estar presente en la final. Por tercer año consecutivo, el español y Roger Federer volvían a verse las caras.

Durante los primeros minutos, todo estaba a favor del tenista mallorquín. Supo encauzar el encuentro desde el primer momento, ganando los dos primeros sets con facilidad. Fue entonces cuando llegaron las nubes y con ellas las lluvias, obligando a la organización a suspender el partido. Tras una hora de interrupción, los deportistas volvieron a la pista. Federer se hizo dueño de la situación ganando el tercer y el cuarto set. Mientras, los Príncipes seguían con emoción el juego de las dos mejores raquetas del mundo. Entre el público asistente se ha podido ver a los ex tenistas Bjorn Borg y Manolo Santana.

Felicitación de don Felipe y doña Letizia
Finalmente, Nadal consiguió hacerse con el último set, convirtiéndose en el campeón del torneo por primera vez con un resultado final ajustadísimo (6-4, 6-4, 6-7, 6-7 y 9-7). El tenista español no ha podido controlar la emoción y, tras marcar el último punto, se ha tirado al suelo y a continuación ha corrido a abrazar a su familia, donde estaba su tío y entrenador Toni Nadal. Con una bandera de España en la mano, el campeón no ha querido dejar de ir a saludar a los Príncipes de Asturias, quienes se levantaron para abrazarle y darle su enhorabuena.

Y tras la corta pero emotiva celebración ha llegado el momento de la entrega de trofeos. Un resignado Roger Federer, cuyo rostro reflejaba el cansancio propio después de un partido de casi cinco horas de duración, recogió su placa. Como ya es habitual, ambos deportistas se han dirigido bonitas palabras, muestra de que además de campeones son dos grandes caballeros. "Es el merecido ganador", dijo el suizo admitiendo que había hecho todo lo que había estado en su mano para ganarle. Nadal, por su parte, ha querido agradecer a su familia y a los Príncipes de Asturias que le acompañaran en tan especial día y ha reconocido el gran potencial de su contrincante. "Es cinco veces campeón de Wimbledon y el mejor tenista de la Historia".

Esta ha sido la tercera final de Wimbledon consecutiva en la que los actuales número uno y dos del tenis mundial se han visto las caras. Federer había ganado las dos anteriores y ha sido cinco veces campeón de este torneo. Por su parte, Nadal, que ya encadena 24 partidos sin perder, es la primera vez que ha conseguido alzar este trofeo e hincarle el diente.


  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?