Alexia de Grecia y Carlos Morales posan tras la ceremonia religiosa en compañía de sus cuatro hijos, Arrieta, Ana María, Carlos y la benjamina, Amelia
Pinche sobre la imagen para ver más fotografías

Doña Elena y doña Cristina volvieron a distinguirse por su discreción y elegancia a la hora de elegir sendos modelos

ALEXIA DE GRECIA Y CARLOS MORALES CELEBRAN EL BAUTIZO DE AMELIA, SU CUARTA HIJA

Entre los asistentes estuvieron la infanta Elena y la infanta Cristina, quien voló hasta la isla de Lanzarote en compañía de sus hijos Pablo Nicolás e Irene

7 JUNIO 2008
La cuarta hija de la princesa Alexia de Grecia y su marido, Carlos Morales, ha sido bautizada esta mañana en la iglesia de Los Remedios de Yaiza en la ciudad de Lanzarote. La neófita ha recibido el nombre de Amelia en una sencilla ceremonia y con un marcado carácter familiar. En este día tan especial no podían faltar los abuelos maternos de la niña, los reyes Constantino y Ana María de Grecia, ni tampoco sus tíos Nicolás, junto a su bella acompañante, Tatiana, Theodora y Philippos. También acudieron a la celebración las infantas Elena y Cristina. La hija mayor de los Reyes llegó sola, mientras que su hermana viajó hasta la isla acompañada de su hijo Pablo Nicolás y de la pequeña Irene.

Ambas llegaron ayer a mediodía en vuelo regular a Lanzarote y está previsto que se alojen en la residencia La Mareta, propiedad de Patrimonio Nacional. Mientras que el Hotel Hesperia Lanzarote, situado en Puerto Calero, acogerá al resto de invitados, cifrados en torno a cuatrocientos. Tanto doña Elena como doña Cristina, dieron una vez más una lección de elegancia. Sensiblemente más delgada, la hija menor de los soberanos españoles eligio un sencillo vestido a media pierna de color gris, que combinó con una chaqueta de punto en tono malva. Por su parte, la infanta Elena lució un conjunto en color maquillaje formado por falda y top adornado con encaje, que completó con una chaqueta corta y entallada en color nude.

Los pequeños grandes protagonistas de la jornada
Tanto los hijos de Alexia de Grecia como los de su prima, la infanta Cristina, fueron quienes más disfrutaron de este encuentro familiar. Después de la ceremonia religiosa, hubo tiempo para juegos y travesuras a juzgar por los gestos de los pequeños. A las puertas de la iglesia Arrieta, Ana María y Carlos posaron como auténticos profesionales junto a sus padres, Alexia de Grecia y Carlos, y su nueva hermana, Amelia, pero a medida que pasaba el tiempo el cansancio hizo mella en los pequeños. Lo mismo le ocurrió a Pablo Nicolás e Irene Urdangarín, quien tras reclamar la atención de su madre en varias ocasiones, acabó en brazos de la infanta Cristina en más de una instantánea.


  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?