Verónica Lario apuesta por ocupar un discreto lugar en lo que al ejercicio político de su marido, Silvio Berlusconi, se refiere
Pinche sobre la imagen para ver las ampliaciones

La esposa del Presidente de Italia lamenta que "la política haya roto los esquemas de la familia tradicional"

VERÓNICA LARIO, ESPOSA DE SILVIO BERLUSCONI: 'NUNCA FUI PRIMERA DAMA Y NUNCA LO SERÉ'

Ha manifestado en una amplia entrevista concedida al diario La Stampa su voluntad de mantenerse en un discreto segundo plano

27 ABRIL 2008
Verónica Lario tiene la facultad de convertir en noticia cualquiera de sus declaraciones. Pero a pesar de lo que pudiera parecer, la esposa de Silvio Berlusconi, Presidente de Italia, ha manifestado en una amplia entrevista concedida al diario La Stampa su deseo de ocupar una discreta posición en lo que a la vida pública se refiere. "Nunca fui Primera Dama y nunca lo seré", afirma Verónica. Además, tiene muy claro cuál debe ser su actuación durante el tercer mandato de su marido: "La mujer del Primer Ministro debe quedarse en la sombra. Para mí, las verdaderas representantes del país son las mujeres que trabajan en los partidos."

Al margen de la controversia que puedan generar sus palabras, Lario se ha mostrado como una mujer fuerte e independiente, que no duda en decir siempre lo que piensa. Declaraciones como las que hizo hace unos meses, a favor del rol tradicional de la mujer, le costaron no pocas críticas: "La mujer debe ser el ángel moral del hogar y siempre debe estar dispuesta a ofrecer una caricia o a servir a través de simples gestos hogareños".

Hacia un modelo diferente
La esposa se Silvio Berlusconi ha adelantado cómo va a actuar durante esta nueva etapa en la vida política del dirigente italiano. Así mismo, en la entrevista al famoso diario expresa su determinación de no convertir su vida y su matrimonio en un tema expuesto a la opinión pública. "Italia no es como Estados Unidos. Allí asistimos a escenas escalofriantes como la del gobernador de Nueva York que se presenta en televisión con su mujer al lado para confesar el adulterio, como si ella fuese garantía de arrepentemiento", explica.

También tiene palabras de reprobación para algunas famosas parejas del momento: "Italia no es tampoco como Francia, con Sarkozy que se casa con Carla Bruni, ni como Rusia, con el romance de Putin y la gimnasta". Verónica reflexiona acerca de la actualidad y lamenta que "la política haya roto los esquemas de la familia tradicional".


  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?