Hubo un desfile paralelo al de las calesas de tocados, pieles y regios conjuntos de día
Pulse sobre la imagen para ver las ampliaciones de las fotos

La elegancia volvió a darse cita en la corte real sueca de mano de las damas

DESFILE DE TOCADOS EN LA CORTE REAL DE SUECIA

Los Grandes Duques de Luxemburgo inician una visita de Estado de tres días al país escandinavo

15 ABRIL 2008
Días después de volver a poner de relieve que tanto la familia como la fe católica son pilares importantes para la Familia Ducal de Luxemburgo y de mostrar al mundo nuevamente a sus nietos -Gabriel, nacido en 2006, y Noah, el pasado septiembre-, con ocasión de la inauguración de la Octava, las tradicionales festividades de veneración de Nuestra Señora de Luxemburgo, los grandes duques Enrique y María Teresa han vuelto al trabajo esta semana lejos del calor del hogar, en el marco de una visita de Estado de tres días a Suecia.

La esencia del glamour en la corte de Suecia
Los Grandes Duques han sido recibidos por los miembros de la Familia Real sueca con todos los honores: banderas suecas y luxemburguesas ondeando sobre las calles de la ciudad, despliegue de la guardia de honor, calesas, himnos nacionales de ambos países... A su llegada al aeropuerto de Arlanda les esperaban la princesa Victoria y su hermana, la princesa Magdalena, así como la ministra para la Unión Europea, Cecilia Malmström. Desde allí, los invitados se dirigieron a las caballerizas reales, donde los reyes Carlos XVI Gustavo y Silvia de Suecia les aguardaban para realizar juntos un solemne desfile en carroza, tirada por caballos, por la ciudad. Y, en paralelo, otro de tocados, pieles y de regios conjuntos de día. La esencia del glamour volvió a darse cita en la corte real sueca de mano de las damas. Tras la inspección de rigor del gran duque Enrique a la guardia, se celebró un almuerzo en el Palacio Real.

Por la tarde están previstas una reunión con el presidente del Parlamento, Per Westerberg, una visita guiada a la capital sueca y a Gamla Stan (la ciudad vieja) y un recorrido en barco por los lagos de la ciudad. La reina Silvia y la gran duquesa María Teresa irán al centro social Fryshus, antes de que todos se dirijan de nuevo al Palacio Real para el banquete de esta noche. El programa de actos para mañana y pasado incluye también entrevistas con líderes empresariales, un seminario sobre energía y medio ambiente y una visita a la localidad de Linköping. El objetivo de la visita es intensificar las relaciones entre ambos países, de ahí que en la delegación de Luxemburgo viajen también los ministros de Asuntos Exteriores, Jean Asselborn, y Justicia, Luc Frieden.


  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?