Matilde de los Belgas se decantó para esta nueva aparición pública por un abrigo de pata de gallo muy similar a otro de la princesa Máxima, que evidenciaba su estado de buena esperanza
Pulse sobre la imagen para ver las ampliaciones de las fotos

El Príncipe de Gales se volcó en atenciones hacia la anfitriona, la princesa Matilde, durante su encuentro en el palacio de Laeken

LA PRINCESA MATILDE DE BÉLGICA LUCE SU AVANZADO ESTADO DE GESTACIÓN

Recibió junto a su esposo, el príncipe Felipe, al príncipe Carlos de Inglaterra, que comenzó ayer una visita de dos días a Bruselas

14 FEBRERO 2008
La princesa Matilde no se ha apeado ni un momento de su agenda oficial, pese a su avanzado embarazo. Continúa haciendo su vida con toda normalidad sin dejar de cumplir con su familia y sus compromisos principescos -recepciones, inauguraciones, presidencias...-. En esta ocasión, asistía junto a su esposo, el príncipe Felipe de Bélgica, a la ceremonia de bienvenida en honor al príncipe Carlos de Inglaterra, que comenzó ayer una visita de dos días a Bruselas con el objetivo de llamar la atención sobre el cambio climático.

Un cálido y afectuoso recibimiento que tuvo lugar en el palacio de Laeken y que permitió comprobar la caballerosidad british del Príncipe de Gales –se volcó en atenciones hacia la anfitriona-, así como el abultado perfil de la Princesa. Matilde de los Belgas se decantó para esta nueva aparición pública por un abrigo de pata de gallo muy similar a otro de la princesa Máxima, que evidenciaba su estado de buena esperanza. El bebé será el duodécimo nieto de los Reyes y el quinto miembro de la Familia Real en la línea de sucesión al trono de Bélgica.

Llamada de atención sobre el cambio climático
Además de este encuentro con los Herederos belgas, el viaje del príncipe Carlos incluye una reunión con el Presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, y un discurso en el Parlamento Europeo en el que se abordará el tema del medio ambiente y la problemática del cambio climático. El Heredero británico se acompaña en este viaje por representantes de varias asociaciones benéficas como la Prince's Trust, la Youth Business International o del proyecto The Prince's Rainforest.

La preocupación del Heredero británico por la ecología ha quedado patente en las últimas semanas. El próximo mes el Príncipe realizará un viaje oficial al Caribe para el que no usará un avión oficial sino que viajará, acompañado de su mujer la Duquesa de Cornualles, en vuelo regular de British Airways. El Príncipe quiere de este modo reducir la emisión de dióxido de carbono que se produce en las actividades de la Casa Real británica. El año pasado ya se anunció que los miembros de la Familia Real reducirían su uso de vuelos chárters y helicópteros con el mismo objetivo.


  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?