La princesa Ingrid Alejandra se ha convertido a sus cuatro años recién cumplidos en toda una experta en el arte de posar para la prensa
Pulse sobre la imagen para ver las ampliaciones de las fotos

Las gélidas temperaturas noruegas a las que se enfrentó Ingrid Alejandra en la última tanda de fotos no lograron congelar ni una pizca su entusiasmo e ilusión por posar con su madre, la princesa Mette-Marit

LA PRINCESA INGRID DE NORUEGA, 'MODELO' DE EXCEPCIÓN CON MOTIVO DE SU 4º CUMPLEAÑOS

21 ENERO 2008
Acaba de cumplir cuatro años y, pese a su corta edad, la princesa Ingrid Alejandra ya casi se ha convertido en toda una experta en el arte de posar para la prensa. La última ocasión para para practicar como modelo de excepción de los medios de comunicación ha sido precisamente con motivo de su cuarto aniversario. Y es que para marcar la señalada fecha, sus padres, los príncipes Hakoon y Mette-Marit de Noruega, decidieron difundir una serie de fotografías oficiales de la pequeña. En ellas, la niña aparece rodeada de los suyos en uno de los salones de su residencia en Skaugum, jugando y riendo en los jardines de dicho palacio y disfrutando de un domingo en la nieve, perfectamente equipada para la ocasión.

La pequeña Ingrid Alejandra se mostró muy risueña durante la sesión de fotos, viniendo a confirmar lo que ya hemos podido ver en otras ocasiones, que es una niña muy dicharachera y despierta que siempre tiene una sonrisa en la boca y un gesto de cariño para sus seres queridos. Las imágenes interiores presentan a la cumpleañera, primogénita de los Herederos y segunda en la línea de sucesión de la corona noruega tras el príncipe Haakon, acompañada por sus padres y sus dos hermanos, el pequeño Sverre y Marius, fruto de una relación anterior de la princesa Mette-Marit, al que mira embelesada. Las exteriores, en los jardines palaciegos, muestran a Ingrid, muy guapa con un vestido blanco combinado con una rebeca rosa, correteando y montando a caballo sobre una escultura de bronce ecuestre y trepando los árboles.

La elección del manto nevado como escenario fotográfico y las gélidas temperaturas noruegas a las que se enfrentó Ingrid Alejandra en la última tanda de fotos no lograron congelar ni una pizca su entusiasmo e ilusión por posar con su madre, la princesa Mette-Marit. Vestida con un mono de esquí de color rosa y protegida con un gorrito negro, la pequeña estrechó a su madre en un enorme abrazo y dedicó numerosas muestras de cariño.


  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?