La primogénita de los Reyes se ha convertido en la nueva directora de Proyectos Sociales y Culturales de Mapfre y, también, en el segundo miembro de la Familia Real -tras su hermana Cristina- que consigue acceder a un trabajo remunerado
Pulse sobre la imagen para ver las ampliaciones

Doña Elena -en la imagen con sus hijos el día en el que Felipe cumplía 10 años- tiene un horario con jornada partida, un sueldo –se baraja la cifra de los 200.000 euros anuales- y un despacho en las afueras de Madrid

ELENA DE BORBÓN: UNA INFANTA CON HORARIO Y SUELDO

Armada con un nuevo trabajo y una casa propia, a la duquesa ya sólo le queda esperar que se anuncie oficialmente su divorcio

16 SEPTIEMBRE 2008
Si la infanta Leonor comenzó ayer su formación escolar en el colegio de Los Rosales; su tía, la infanta Elena eligió el mismo día –lunes, 15 de septiembre-, para empezar a trabajar en el área del Instituto de Acción Social de la Fundación Mapfre. Un puesto desde el que podrá ayudar a la integración laboral de personas discapacitadas españolas, a los niños desamparados, pero desde el que promoverá, también, exposiciones y actos culturales.
La primogénita de los Reyes se ha convertido en la nueva directora de Proyectos Sociales y Culturales de esta importante aseguradora y, también, en el segundo miembro de la Familia Real -tras su hermana Cristina- que consigue acceder a un trabajo remunerado. El acuerdo entre la infanta y la Fundación quedó cerrado el pasado 14 de julio, fecha en la que la duquesa de Lugo visitó las oficinas del Paseo de Recoletos para ultimar todos los detalles.

Como no se trata de un cargo honorario, doña Elena tiene un horario con jornada partida, un sueldo –se baraja la cifra de los 200.000 euros anuales- y un despacho en la sede que esta entidad tiene en las afueras de Madrid.
Diez meses después de que se anunciara el “cese temporal de su convivencia” con don Jaime de Marichalar, la hija mayor de los Reyes afronta definitivamente una nueva vida en solitario. La infanta Elena avanza firme y segura hacia el futuro y lo hace sabiendo que no habrá una reconciliación.
Aunque no se ha hablado todavía oficialmente de divorcio, los pasos de la duquesa de Lugo, tanto en el terreno personal como laboral, ponen de manifiesto que no tardará en llegar y que está dispuesta a “triplicar” empleo a cambio de su libertad.

Doña Elena, que se mudará a una casa propia –un ático situado en el barrio del Niño Jesús, de Madrid- probablemente antes de que acabe el año, decidió ampliar su jornada laboral para conseguir los ingresos extras que necesita para hacer frente a sus gastos como madre de familia y como propietaria de un antiguo inmueble en el Barrio de El Niño Jesús que ha de ser reformado por completo. Un ático de 468,28 metros cuadrados y 30 años de antigüedad por el que ha pagado 1.800.000 euros.

Doña Elena, que ha vivido a caballo entre dos mundos durante largos años – compaginando su agenda de Infanta con la de profesora de inglés del colegio Micos- tomó esta decisión para poder hacer frente a su nueva vida doméstica con la llegada del año nuevo.
Armada ya con un nuevo trabajo, una casa propia y sobre todo, de la fuerza, decisión y alegría que se necesita para abrir a lo grande una puerta hacia el futuro, a doña Elena ya sólo le queda anunciar, a través del palacio de la Zarzuela, que su divorcio ya es oficial.


  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?