"En aquellos momentos en que padeca la enfermedad, me senta como un tren acelerando cuesta abajo. Odiaba mi aspecto... No me encontraba a m misma".
Pulse sobre la imagen para ver las ampliaciones de las fotos

La Princesa, que hoy llega a Espaa para promocionar la semana de Suecia, explica en su libro 'Victoria, Victoria!' cmo le ayud a superar su crisis vital su ex novio, Daniel Collert. "Esa amistad ser para siempre", dice al respecto.



5 NOVIEMBRE 2002
La carrera de la princesa Victoria de Suecia hacia un destino excepcional, (marcado por su propio nacimiento), es imparable y absolutamente ejemplar. No importa el papel al que se tenga que enfrentar, la primognita de los Reyes de Suecia asume su condicin de heredera y la usa siempre en beneficio de los dems.
De hecho, no se conforma con ser una embajadora de la esperanza en su inolvidable viaje a frica, donde tom contacto con el horror del sida... O una soldado ms en Kosovo, donde la gente intenta sobrevivir entre las ruinas de la guerra... O una estudiante en la Universidad de Uppsala, aprendiendo a solucionar conflictos entre naciones... O una becaria en Berln... No, para la Princesa, que se encuentra actualmente en Madrid para promocionar la semana cultural de Suecia, el esfuerzo personal nunca es suficiente y por ello, se prepara para convertirse en la portavoz real de la anorexia; enfermedad que ella sufri hace seis aos y que afecta, cada vez, a ms personas en el mundo.

Me senta como un tren acelerando
Victoria deja hablar a su corazn en el libro Victoria, Victoria!. Por primera vez, la Princesa confiesa sus problemas con la anorexia ( todo comenz en 1996, nada ms aprobar su examen final en el Enskilda Gymnasiet de Estocolmo) que empezaron a manifestarse, poco despus de haber tomado, junto a sus padres, la decisin de continuar sus estudios en la Universidad de Yale, EE UU y, tambin, lo mal que se sinti entonces. Como un tren acelerando, cuesta abajo. Odiaba realmente mi aspecto, cmo era... Yo, Victoria, no me encontraba en ninguna parte, cuenta en el libro.

Esa amistad ser para siempre
Una mala poca sin duda para la primognita de los Reyes de Suecia que, adems de enfrentarse a su enfermedad, vio cmo su relacin sentimental con Daniel Collert llegaba a su fin... Un joven del que la Princesa sigue hablando maravillas ya que, y a pesar de que, por aquel entonces no exista entre ambos compromiso alguno, l le demostr el valor de la amistad al mudarse con ella a Nueva York, rompiendo con su vida y sus estudios. En el libro Victoria, Victoria!, que ha salido hoy al mercado -coincidiendo con su estancia en Madrid para promocionar su reino-, Daniel Collert ha sido visto por la Princesa como "un amigo sin el que no se hubiera podido valer... Esa amistad ser para siempre, dice.
La princesa hace frente tambin en Victoria, Victoria! a otros aspectos problemticos de su pasado. De hecho, en esta especie de autobiografa menciona, tambin, su crisis vital ( realmente fue all, en Nueva York, cuando por primera vez me di cuenta de que poda ser Princesa sin tener que renunciar a ser yo misma), y el sufrimiento que le caus, siendo nia su dislexia, (iba a la escuela Smedsltt de Bromma, y era slo yo la que no poda leer o escribir; desde eso siempre he tenido ms o menos miedo de no rendir lo suficiente).

Prohibida su reproducción total o parcial. ©2008 Hola, S.A.

Publicidad

Boletines y alertas

Tu e-mail :

Y adems...

Los blogs ms destacados

Recorrido musical

Alrededor del mundo

Lo ms visto