Iniciar sesión

Ayuda

El rey don Juan Carlos ha acudido en representación de la Familia Real española. En la fotografía el Rey de España da el pésame al hijo de María José de Saboya, Vittorio Emanuele
María José de Saboya ha sido despedida en un multitudinario funeral y con honores de reina
Alberto de Bélgica, que acudió al funeral acompañado de su mujer Paola y de su cuñada Fabiola, dándole el pésame a la hija de la difunta
 

Muere en Suiza María José de Saboya, última reina de Italia
La capilla ardiente de María José de Saboya, instalada en la abadía de Hautecombe

2 FEBRERO 2001
La abadía de Hautecombe, en la alta Saboya, ha sido el escenario del entierro de María José de Saboya. La última reina de Italia, que murió el pasado domingo a la edad de 93 años, ha sido despedida en un multitudinario funeral y con honores de Reina.

Sus hijos, Tití, Vittorio Emanuele, heredero a la Corona de Saboya, y el hijo de éste Emanuel Filiberto, quisieron dar el último adiós a su madre. En el funeral se ha cuidado hasta el último detalle, ya que se ha encargado de organizarlo personalmente la hija de la difunta, Gabriella, que ha elegido la música de la ceremonia entre las piezas favoritas de su madre.

A la ceremonia han acudido representantes de las casas reales más importantes del mundo. El rey don Juan Carlos quiso dar el pésame a la familia de Saboya personalmente, y acudió en representación de la Familia Real española. Entre los asistentes se encontraban también Alberto de Mónaco, los reyes de Bélgica Alberto y Paola acompañados de Fabiola, los Grandes Duques de Luxemburgo, Farah Diba y Fado de Egipto.

En esta paradisíaca abadía, situada en una colina en medio de un lago, descansarán los restos de María José de Saboya junto a la tumba de su marido, Umberto II. La ceremonia ha estado rodeada de unas fuertes medidas de seguridad, 1.500 agentes se han encargado de ello. Todos los invitados han tenido que acudir a la misa en pequeñas embarcaciones que cruzan el lago hasta la iglesia, menos la familia, que ha sido a los únicos que se les ha permitido el paso en coche.

Los últimos reyes de Italia llevaban residiendo en el exilio desde 1946, año en el que se proclamó la República Italiana. La Constitución del país trasalpino prohíbe la entrada a sus fronteras del heredero de la Corona de Saboya; pero con motivo de la muerte de María José de Saboya, que se negó siempre a volver a su país hasta que no pudiera hacerlo acompañada de su marido y de su hijo, se está pensando cambiar esa ley. El Primer Ministro italiano, Piero Amato declaró ayer: “La única vía para que un heredero de la casa de Saboya pueda pisar Italia es con una reforma constitucional, y estamos pensando proponerla en el Parlamento”.


Entre los asistentes se encontraban el príncipe Alberto de Mónaco, que en la fotografía saluda a Vittorio Emanuele, heredero de la Corona de Saboya

Prohibida su reproducción total o parcial. ©2006 Hola, S.A.

  


Descubra qué debe hacer para broncearse con seguridad



10 ideas diferentes para este verano



Guillermo y Andrea, los dos príncipes que enamoran a Europa



Conozca todos sus detalles


Mundial 2002
Vote a los jugadores más atractivos y elija su equipo ideal



-El banquete
-El vestido
-La lista de bodas
-Más detalles



Los distintos recogidos de las jóvenes princesas


Imágenes de actualidad
La mejores imágenes del día



Foro



¿Qué sabe de la relación entre el príncipe danés y Mary Donaldson?



Pasatiempos
Juegue y consiga premios exclusivos



Entre en nuestra comunidad
Disfrute de múltiples ventajas y acceda a un mundo de servicios



Le resolvemos sus dudas de belleza, realeza, salud, cine, música...