1 2

¿Con qué color maquillo mis ojos?

Trucos para conseguir una mirada bonita según el tono

Naturales o más sofisticados, existen multitud de propuestas de color para sus ojos.

  • Ojos azules
    Cuando se trata de realzar los ojos claros, conviene huir de los tonos muy intensos como el negro. Este color, aun siendo el más habitual, puede resultar algo fuerte, siendo más favorecedores los castaños o los grises, tanto para delinear como para la máscara de pestañas.

    Si no tiene las ojeras muy marcadas, puede probar a usar máscara en tonos violín o violeta profundo, que potencian los reflejos azules de forma muy natural. En cualquier caso, debe difuminar siempre muy bien los colores y no dejar que le resten protagonismo a la mirada, un error muy común en las personas de ojos claros. Si lo que desea es destacar ese reflejo azulado, también son muy recomendables las sombras de ojos en tono marrón muy suave o gris visón, que se adecuan muy bien a los cutis más pálidos, de tonalidades frías.

    Debe evitar las sombras muy oscuras y las de tonos rojizos, pues dan a la mirada un aspecto cansado.
  • Ojos castaños
    Una de las ventajas de los ojos castaños es que permiten jugar con todos los colores, pudiendo conseguir diferentes looks en función de cada ocasión. Tal vez el más arriesgado lo conseguirá perfilando y marcando sus ojos en negro, que le dará una imagen muy agresiva y seductora, al más puro estilo neopunk.
    Pero si no se atreve con este aire, para un look más natural, puede probar con castaños suaves, melocotones, champán y corales, tonos que siempre le irán bien, perfectos para el trabajo y demás ocasiones donde deba transmitir una imagen clásica y discreta. Si le apetece atreverse con el rosa, opte por tonos cálidos, que tiendan más al salmón y al terracota que a las gamas más frías y malvas, que pueden dar aspecto mortecino.

    Si los ojos tienen un aire color miel, es una buena opción probar con el verde musgo, pero si prefiere ver cómo lanzan chispas esmeralda, recurra a un violeta profundo.

    Si su tono es muy oscuro, casi negro, opte por sombras claras, como las de color marfil o rosa pálido, que dan luminosidad a los ojos oscuros.

    Y un último truco: sustituya la máscara negra por una de tono castaño o incluso de color berenjena para ocasiones más sofisticadas. Si no suele utilizar sombra, pruebe a usar tan sólo un suave trazo de delineador en la raíz de las pestañas, difuminándolo con un bastoncito de algodón para un efecto muy suave y natural. Como ve, la oferta es grande y permite jugar. ¡Páselo bien experimentando con su imagen ante el espejo!

  • 1 2

    Prohibida su reproducción total o parcial. ©2006 Hola, S.A.