Multitudinario adiós a Álvaro Bultó en Barcelona

El aventurero perdió la vida el pasado 23 de agosto en los Alpes suizos cuando practicaba 'wingfly'

Un trágico e inesperado accidente mientras practicaba uno de sus deportes favoritos, el wingfly, acabó con su vida el pasado 23 de agosto, en Suiza. Los restos de Álvaro Bultó han sido repatriados y reposarán en su tierra, tras el emotivo funeral con el que sus familiares y amigos le han dado su último adiós. La ceremonia religiosa se celebró en el Tanatorio de Sant Gervasi, en Barcelona, en torno a las 12.30 de la mañana, y comenzó con la lectura del poema de Mario Benedetti "No te rindas". Hasta allí se han desplazado unas 600 personas que han querido dar el último adiós a este gran aventurero, aunque no se abrió una capilla ardiente previa, tal y como dio a conocer horas antes su manager, Marta Asturias

 

nullVER GALERÍA



Cabizbajos, abatidos y llenos de dolor hacían su entrada en el tanatorio barcelonés los familiares del aventurero, para quienes casi una semana después del accidente que se cobró la vida de Álvaro no hay palabras de consuelo. Ocultando esa pena inocultable tras unas gafas de sol y en un continuo goteo, hermanos, primos, sobrinos… se han despedido del deportista, a quien la adrenalina le daba las alas necesarias parar surcar el cielo.

 

VER GALERÍA

 

La extenista Arantxa Sánchez Vicario y su marido, Josep Santacana, también han querido despedirse personalmente de Álvaro, con quien Arantxa guardaba una muy buena relación y con el que compartía su pasión por el deporte, así como el expiloto de motos Alex Crivillé, quien también ha querido estar al lado de la familia del aventurero en estos difíciles y tristes momentos. La extenista y el piloto, no solo han trasmitido sus condolencias a la familia, sino que también han asistido a la misa funeral celebrada en la sala 6 del Tanatorio barcelonés, dónde todos han recordado la figura del aventurero, cuyo cuerpo permaneció en Suiza durante cinco días antes de ser incinerado y posteriormente trasladado a la Ciudad Condal. También se han acercado a dar el último adiós a Álvaro Bultó la actriz Elsa Anka, el deportista Julio Salinas, el expresidente de F.C. Barcelona Joan Laporta, el alcalde de Barcelona, Xavier Trias, Alberto Fernández Díaz, líder del PP en el Ayuntamiento de la ciudad y compañero del colegio de Bultó, y el extenista Jordi Arrese, entre otros.

 

nullVER GALERÍA

 

Tras ocurrir el accidente, la familia agradeció en un comunicado "el cariño, el afecto y especialmente el respeto demostrado por parte de todos los medios de comunicación", además de reconocer la labor del Consulado de España en Berna, Suiza, y del Real Automóvil Club de España, por su ayuda y el trato humano, durante las gestiones que tuvieron que realizar para poder repatriar los restos mortales de Álvaro.

Apasionado de la aventura, murió haciendo lo que más le gustaba. Pero nunca fue un aventurero irresponsable, sino un deportista que dominaba, dentro de lo humanamente posible, el deporte de riesgo, tal y como ha señalado uno de sus amigos y compañeros en esto de los deportes extremos, el presentador Jesús Calleja: "Lo que tengo claro es que no era ningún loco, sino una persona muy cerebral". De ahí sus récords mundiales de caída libre y de ahí sus más de 3.000 saltos en paracaídas. Álvaro formaba parte, junto a Santi Corella y Toni López, del proyecto Alas, un equipo profesional de paracaidismo y salto base.

 

nullVER GALERÍA


Álvaro, que es tío del piloto de motos Sete Gibernau, quien tampoco ha faltado en el funeral, nació en Barcelona en 1962. Era uno de los diez hijos de Francisco Bultó, cofundador de la empresa fabricante de motos Montesa junto con la familia Permanyer. Posteriormente la familia Bultó crearía Bultaco.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más