El Duque de Huéscar y Alfonso Diez organizan en Roma el traslado de la Duquesa de Alba a España tras su operación de fémur

No se ha separado ni un solo momento de su lado. Alfonso Diez, se ha convertido junto al Duque de Huéscar, en la mejor compañía de la Duquesa de Alba mientras se recupera en un hospital de Roma de la intervención a la que tuvo que ser sometida, hace cuatro días, después de sufrir una rotura de la cabeza del fémur por una caía el pasado fin de semana en la capital italiana.



Doña Cayetana que se había trasladado hasta Roma en compañía de su marido para pasar unos días juntos visitando la ciudad tuvo que ser intervenida de urgencia allí, motivo por el cual a la Duquesa no le ha quedado más remedio que pasar los primeros días de postoperatorio en Italia, donde también ha recibido la visita de Genoveva Casanova, quien se encontrabe en Venecia y no dudó en coger el primer vuelo que pudo con destino a Roma. 

Sin embargo y tras la evolución favorable de doña Cayetana, su hijo mayor y su marido han comenzado a hacer las gestiones necesarias para preparar su vuelta a España con el objetivo de que la Duquesa continúe su recuperación en casa, rodeada de toda su familia, así como con sus médicos de confianza.



Muy unidos en estos momentos y dejando claro la buena relación que existe entre Alfonso Diez y los hijos de doña Cayetana, el Duque de Alba y Carlos Martínez de Irujo aprovecharon la mañana del martes 23 de abril para visitar la embajada de España en Roma y ultimar así los detalles del traslado de la Duquesa.

El embajador, Javier Elorza, les había ofrecido toda su ayuda que necesitasen, y el marido y el hijo de la Duquesa quisieron agradecer este gesto, compartieron un almuerzo Elorza, quien les hizo un minucioso recorrido por la embajada mostrándoles las impresionantes vistas que posee de toda la ciudad italiana.

Tras esta comida, en la que el tema central fue el estado de salud de doña Cayetana, Alfonso y el Duque de Huéscar regresaron al hospital, donde pasaron la tarde visitando a doña Cayetana, tal y como llevan haciendo desde el pasado fin de semana.



A última hora de la tarde, salieron por separado del centro médico y se fueron en diferentes taxis, aunque el destino era el mismo, un famoso restaurante, il vero Alfredo. Allí se les vio charlando y seguro que ultimando la vuelta de la Duquesa de Alba a España, pues será aquí donde doña Cayetana reciba la mejor medicina el apoyo y cariño de los suyos, encargados de animarla siempre que lo necesita.

Se había desaconsejado el viaje de la Duquesa antes de la intervención, debido a sus 87 años, sin embargo una vez realizada la operación y dado que la evolución está siendo muy satisfactoria, se espera que en los próximos días doña Cayetana pueda regresar al Palacio de las Dueñas.

Más sobre

Regístrate para comentar