Alejandra y Eugenia Osborne: 'Es una pena que nuestra madre no haya conocido a sus nietos'

Muy sonrientes y muy recuperadas de su reciente maternidad, Alejandra y Eugenia, dos de las hijas de Bertín Osborne, han visitado el Mercado de San Antón de Madrid para participar en la 1ª jornada de Nutrición Infantil. La mayor de las hijas del cantante dio a luz a sus mellizos a principios del mes de febrero, un niño y una niña a los que han llamado Fausto y Valentina, que junto con el mayor de sus hijos, Santiago, de cinco años, hacen que Alejandra y su marido, Joaquín Buendía, ya sean una familia numerosa. Sin embargo para Eugenia, que se casó en abril de 2011 con Juan Melgarejo, lo de la maternidad es toda una novedad, ya que ha sido madre por primera vez el mes pasado. Juntas han vivido su embarazo y juntas han hablado ahora de la bonita experiencia de ser madres.


nullVER GALERÍA


Eugenia ha confesado que es tan feliz con su hijo, que se llama Juan como su padre, que está segura de que quiere repetir: “Quiero tener, por lo menos, tres hijos más, familia numerosa. La experiencia de ser madre es maravillosa”. Por su parte Alejandra, que ahora vive volcada en el cuidado de sus hijos, dice que con tres es suficiente: “No paro… Con los mellizos y con mi niño mayor, ya he cumplido con creces mi espíritu maternal.

Eugenia ha tenido en su hermana mayor una buena asesora y dice que le pedía bastantes consejos acerca de cómo cuidar a su hijo, pero que ya se desenvuelve muy bien: “Ya me van saliendo las cosas con naturalidad. Mi niño tiene casi dos meses, y voy aprendiendo todo sobre la marcha. Ya estamos buscando fecha para el bautizo”.

 

nullVER GALERÍA



Sin lugar a dudas las dos atraviesan una de las mejores etapas de sus vidas y les habría encantado que su madre, Sandra Domecq, estuviese a su lado en este momento: “Nuestra madre habría disfrutado muchísimo con sus nietos. Todos los días la tenemos en la mente. Le gustaban mucho los niños, y nos da mucha pena que haya muerto sin llegar a disfrutar de nuestros hijos, sin conocer a sus nietos”, cuenta Eugenia.

Pero a su lado tienen a su padre, Bertín, que aseguran que cumple a la perfección su papel de abuelo. “Ejerce de abuelo con todas las de la ley. Cuando viene a mi casa nada más que tiene ojos para los niños, a mí me tiene abandonada”, decía entre risas Alejandra.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más