Mark Phillips, exmarido de Ana de Inglaterra, se divorcia por segunda vez tras enamorarse de una mujer de 35 años

Mark Phillips, exmarido de la princesa Ana de Inglaterra y padre de Zara y Peter Phillips, protagoniza de nuevo un sonado divorcio. A sus 63 años, Mark ha abandonado a su segunda esposa, Sandy Pflueger, tras enamorarse de una amazona de 35 años, Lauren Hough, a quien ha conocido gracias a su trabajo como entrenador del equipo de hípica de Estados Unidos, país donde él pasa varios meses al año. Lauren, tiene la misma edad que su hijo Peter y cuatro años más que Zara. 

El diario The Daily Telegraph ha confirmado que el capitán Phillips ha solicitado la demanda de divorcio a la firma de abogados CKFT. “Los procedimientos de separación y divorcio de Mark Phillips han comenzado”, aseguraban. También este diario cuenta que la noticia bomba de que no quería seguir adelante con su matrimonio se la dio a su mujer y a su hija, Stephanie Phillips, de 14 años, a principios de este año.

Muchos diarios también apuntan a que Mark habría abandonado ya el domicilio conyugal, en Gloucestershire, y se plantearía irse a vivir con Lauren Hough a Florida. Además, fuentes cercanas cuentan a Daily Telegraph que Mark dice que Lauren es quien le hace feliz: “Sólo viviré unos cinco o diez años más, así que me gustaría hacerlo lo más feliz posible”.

No es la primera vez que Mark se enamora de una amazona, ya que su segunda esposa, Sandy, formaba parte del equipo de doma de Estados Unidos y después trabajó junto a él como entrenadora. Juntos compartieron su vida y su pasión por los caballos, se casaron en 1997 y tuvieron una hija, Stephanie Phillips. Una de las últimas veces que se les ha visto juntos en un acto público fue el año pasado, en la boda de Zara Phillips.

Ahora parece que Mark ha querido poner punto y final a su relación y aunque ya están corriendo ríos de tinta por esta ruptura, será difícil que supere a su primer divorcio, donde la polémica estuvo servida. Mark y la princesa Ana, hija mayor de la reina Isabel II de Inglaterra, contrajeron matrimonio en 1973 y ambos, también compartieron su pasión por la hípica. Después de dos hijos en común y casi dos décadas de matrimonio, la pareja se separó en 1992, después de que saliera a la luz que Mark había tenido una hija en 1985, Felicity Tonkin, fruto de una relación extramatrimonial y tan sólo cuatro años menor que su hija Zara. A pesar de esta difícil situación, los dos han sabido mantener una buena relación y además, la princesa Ana rehizo su vida rápidamente, ya que el mismo año de su divorcio se casó con Timothy James Lawrence.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más