Heather Mills compite junto al equipo paralímpico británico de esquí en Austria

La ex de Paul McCartney, que perdió una pierna al ser atropellada por un una moto de policía en 1993, utiliza desde entonces una pierna ortopédica

Pese a haber sufrido dos accidentes en las últimas tres semanas que le provocaron una fractura en el hombro y una rotura del dedo pulgar, está encantada de haber podido finalmente cumplir su sueño: representar a Gran Bretaña junto al equipo paralímpico de esquí en el Gran Slalom que se disputa en Abtenau, en la provincia austriaca de Salzburgo. Pero sus aspiraciones van más allá. Heather Mills, exmujer de Paul McCartney, quiere participar en los Juegos Paralímpicos de Invierno de 2014, que se celebrarán en Sochi (Rusia).


Heather Mills ha cumplido su sueño de formar parte del equipo paralímpico británico de esquí y competir en el Gran Slalom que se disputa en Abtenau, en la provincia austriaca de SalzburgoVER GALERÍA


Ya lo adelantó el pasado mes de mayo en la revista HELLO!, donde posó mostrando su esbelta figura, según ella la misma que tenía a los 20 años. La exmodelo, de 44 años, es madre de una niña de siete años, Beatrice, fruto de su relación con el músico, con quien se casó en junio de 2002 y de quien se divorció seis años después. La niña también se siente orgullosa del cuerpo de su madre. "Tengo la mamá más sexy del cole", dice Heather que le ha dicho la pequeña. "Sentirte a gusto con tu propio cuerpo gracias a tu hija es enternecedor", asegura.


La exmujer de Paul McCartney llevaba meses preparándose para la competición, pero sus aspiraciones van más allá: quiere participar en los Juegos Paralímpicos de Invierno de 2014, que se celebrarán en Sochi (Rusia)VER GALERÍA


Aunque afirma que su buen aspecto físico se debe al deporte que ha practicado a lo largo de los años y a la dieta vegetariana que sigue, lo cierto es que se ha preparado duramente en los últimos meses para poder formar parte del equipo paralímpico británico de esquí y participar en Sochi dentro de dos años: "Mi meta es llegar a Rusia y ganar una medalla. No le tengo miedo a nada", afirma. Sin embargo, su prioridad sigue siendo su hija. "Sólo entreno cuando ella está con su padre o cuando se marcha de vacaciones. A veces viene a esquiar conmigo. Es una gran esquiadora y hacemos carreras. Es un milagro que naciera, ya que se supone que no iba a tener hijos, así que verla conmigo deslizándose por las pendientes es maravilloso", ha dicho a HELLO!.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más