La duquesa de Alba visita a su hija Eugenia tras pasar sus primeros días de casada junto a Alfonso Diez en la intimidad del palacio de Dueñas

Realizaron apariciones públicas hasta casi el día antes de su boda, sin embargo ahora la duquesa de Alba y su marido, Alfonso Diez, han hecho un paréntesis para disfrutar en la intimidad de su hogar de su recién estrenada vida de casados.


Si tan solo una semana antes de dar el 'sí quiero', doña Cayetana visitaba tres ciudades en cuatro días, ahora la duquesa y Alfonso no ha salido del palacio de Dueñas. La pareja, que el domingo por la mañana recibió la visita del padre Ignacio, para oficiar la misa como todos los domingos, se han regalado unos días de relax tras la ceremonia, en los que se les ha podido ver compartiendo charlas y paseos por los jardines, aquellos en los que hace tan solo cinco días se ‘vistieron’ de fiesta para celebrar el enlace de la duquesa.

Convertido uno de sus grandes sueños en realidad, el de convertirse en la esposa de Alfonso Diez, doña Cayetana podría también llevar a cabo en los próximos días, otro de sus grandes deseos, viajar junto al recién nombrado duque de Alba a Tailandia, convirtiendo así ese país en el destino de luna de miel. Sin embargo, parece que el matrimonio no comenzará a preparar las maletas hasta que Eugenia Martínez de Irujo esté totalmente recuperado del fuerte brote de varicela que sufrió el pasado 4 de octubre, tan solo un día antes de la boda de su madre en Sevilla.



La duquesa, que ha estado en todo momento pendiente de la evolución de la enfermedad de Eugenia, ha visitado hoy a su hija en la clínica Ruber Internacional de Madrid, donde permanece ingresada desde que sufriera los primeros síntomas de la enfermedad. Eugenia, quien ha recibido a lo largo del día de hoy numerosos muestras de cariño en forma de flores, ha permanecido aislada y sin poder recibir visitas hasta que los médicos han dado su visto bueno para ello, ya que la duquesa de Montoro continuaba en periodo de contagio.

Doña Cayetana, que ha llegado hasta el centro hospitalario sin Alfonso, quien con toda seguridad ha preferido quedarse en casa para no sufrir ningún riesgo de contagio, debido a que él no ha pasado esta enfermedad, quizás realice su primera aparición pública mañana con motivo del lanzamiento de Yo, Cayetana, una autobiografía escrita por la duquesa y publicada por la editorial España.

Más sobre

Regístrate para comentar