El mundo del toro da el último adiós al ganadero Juan Pedro Domecq Solis

Curro Romero, Miguel Báez Litri y su esposa, Carolina Herrera, Cayetano Rivera y Espartaco asistieron al funeral por el criador de toros bravos fallecido en accidente de tráfico en la localidad onubense de Higuera de la Sierra

El mundo del toro está de luto tras la repentina y trágica muerte del ganadero Juan Pedro Domecq Solís, que perdió la vida el pasado 18 de abril cuando el coche en el que viajaba chocó frontalmente contra un camión a tan sólo doce kilómetros de la finca ‘Lo Álvaro’, propiedad del ganadero y donde pasta la ganadería de reses bravas que lleva su nombre. La noticia causó una gran tristeza y desolación entre el mundo del toro, ganaderos y aficionados lloraron la pérdida de Domecq, al estar considerado como una figura influyente en el mundo del toro.


Miguel Báez Litri y Carolina HerreraVER GALERÍA


Así todos quisieron estar junto a la familia Domecq y arroparla en estos tristes momentos para despedir a Juan Pedro Domecq. La capilla del tanatorio de la localidad onubense de Valverde del Camino, se quedó pequeña para acoger a los centenares de personas que quisieron acompañar a la familia del fallecido en las honras fúnebres, con especiales muestras de cariño y respeto a su hijo Juan Pedro y a sus hermanos, Miguel, Borja y Fernando Domecq Solís, también criadores de toros bravos.


Cayetano Rivera, Curro Romero, Espartaco y Javier CondeVER GALERÍA



Del mundo del toro estuvieron figuras como Curro Romero, Miguel Báez Litri, acompañado de su mujer, Carolina Herrera; Cayetano Rivera, Tomás Campuzano; Eduardo Dávila Miura; Curro Durán; Víctor Puerto; José Antonio Campuzano, Espartaco; los rejoneadores Antonio Domecq y Ángel Peralta; o el maestro Limeño, quienes mostraron su dolor y su respeto. También estuvieron presentes toreros como El Juli, José María Manzanares, Morante de la Puebla, Javier Conde o Francisco Rivera Ordóñez, que asistieron por la mañana a un funeral íntimo celebrado en la finca Lo Álvaro. Tras el funeral el cuerpo de Juan Pedro Domecq fue incinerado, cuyas cenizas fueron llevadas a la finca ‘Lo Álvaro’, donde pasta la ganadería de la que era titular, en Castillo de las Guardas (Sevilla).


Miguel Arias CañeteVER GALERÍA



Domecq Solís, que fue presidente de la Unión de Criadores de Toros de Lidia, entre 1984 y 1994, heredó la ganadería que había fundado su abuelo Juan Pedro Domecq y Núñez de Villavicencio, que en 1939 compró el hierro de Veragua, encaste emblemático de la cabaña de bravo.
El ganadero estuvo casado en primeras nupcias con Teresa Morenés y Urquijo, condesa de Asalto, madre de sus cuatro hijos. Actualmente, contrajo matrimonio con una ciudadana de nacionalidad francesa. Tenía, además, seis nietos y era cuñado del ex ministro Miguel Arias Cañete.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más