Zapatero y Sarkozy: Cumbre en familia

Los mandatarios viajaron a Nueva York para tratar el tema del calentamiento global acompañados por sus respectivas esposas e hijos

 

 

Más de 100 líderes mundiales y las mejores intenciones para combatir el calentamiento global se reunieron en la cumbre sobre el clima que se celebra en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York. Ban Ki-moon, secretario general de la ONU; Barak Obama, presidente de Estados Unidos; Sheik Hamad bin Khalifa Al-Thani, emir de Qatar; Michelle Bachelet Jeria, presidenta de Chile; Nicolás Sarkozy, presidente de Francia; Alberto de Mónaco, José Luis Rodríguez Zapatero, presidente del Gobierno español; Silvio Berlusconi, primer ministro de Italia; Gordon Brown, primer ministro de Reino Unido; Álvaro Uribe, presidente de Colombia; Lula da Silva, presidente de Brasil, y un largo etcétera de personalidades, junto a sus iniciativas verdes, acudieron a la cita.

Pero los dirigentes mundiales no sólo se han llevado a Nueva York sus medidas medioambientales. También algunos, a la familia: Barak Obama a su esposa, Michelle; José Luis Rodríguez Zapatero, a su esposa, Sonsoles Espinosa y sus dos hijas, y Nicolás Sarkozy a su esposa, Carla Bruni, y a su hijo menor, Luis. Ha extrañado que el Presidente español, siempre celoso de su vida privada, haya hecho de este viaje oficial, otro paralelo familiar. Y es que si bien su mujer le acompaña en sus compromisos públicos en contadísimas ocasiones, nunca hasta ahora lo habían hecho sus hijas. He allí, en Nueva York, la excepción.

 

 

Tampoco Nicolás Sarkozy se resistió a una cumbre en familia. El Presidente de Francia, uno de los mandatarios más mediáticos y más populares por razones ajenas a su gestión de los asuntos públicos -esto es, por una agitada vida personal con final feliz y su exhibición sin pudor de su pasión por Carla Bruni-, se llevó compañía al trabajo al igual que su homólogo español. Viajó a Nueva York con su inseparable esposa, como acostumbra, y allí se reunió con su hijo pequeño, Luis, de doce años, que reside en la ciudad estadounidense con su madre, Cécilia Ciganer-Albeniz , y el esposo de ésta, Richard Attias.  La pareja presidencial fue al domicilio de Cecilia, en un encuentro organizado por la propia Carla, a recoger al niño, que les acompañará durante el resto del viaje oficial por Estados Unidos.

Más sobre

Regístrate para comentar