Dos años después, Cecilia Ciganer cambia la celebración de la fiesta Nacional de Francia por las playas de Ibiza

El martes fue una jornada de contrastes entre la pareja más famosa de Francia y quien fuese un día la Primera Dama del país galo. Rodeados de toda la pompa que rodea cada año al acontecimiento, Nicolás Sarkozy y Carla Bruni festejaron el Día Nacional de Francia en plenos Campos Elíseos de París, donde tuvo lugar el tradicional gran desfile militar que cada año conmemora la Toma de la Bastilla. Y a cientos de kilómetros, concretamente en la isla de Ibiza, la ex mujer del Presidente francés pasaba la fiesta nacional de su país relajándose al sol y junto al mar acompañada de su esposo y su hijo.  

 

null

Cecilia Ciganer está en Ibiza con su marido, Richard Attias, y su hijo Louis


Desde su boda en Nueva York el año pasado, Cecilia Ciganer y Richard Attias han llevado una vida alejada del ambiente público y social, disfrutando de su relación en compañía de los respectivos hijos que ambos aportaron al matrimonio. Louis, el niño de 11 años que Cecilia tuvo con el mandatario francés (Cecilia tiene otras dos hijas fruto de su primer matrimonio con el presentador de televisión Jacques Martin), vive con su madre y el publicista pero se repartirá este verano entre ellos y su padre, que pasará las vacaciones en el país natal de su actual esposa: Italia.

Por el momento, el pequeño disfruta de los encantos de la isla Pitiusa, una de las más visitadas este verano por los famosos. Acompañados por el buen tiempo y por unos amigos, los tres aprovecharon para relajarse en la playa y en alta mar. Para Cecilia, una forma completamente opuesta de festejar el Día Nacional a como lo hacía como Primera Dama.

 

null

Cecilia junto a Nicolás Sarkozy en el Día Nacional de Francia de 2007


Cecilia
, que sigue luciendo una esbelta figura, prefirió pasar la mayor parte del tiempo con una camisola blanca, muy al estilo de la moda de la isla, mientras que su hijo y su marido optaron por bermudas y camisetas para moverse mejor en sus pequeñas excursiones a la playa. A pesar de que hace un año sus fotos fueron portada de numerosas revistas, la ex Primera Dama optó por permanecer la mayor parte de la jornada con una pamela y unas gafas de sol, con las que intentó no ser reconocida. Algo que sin embargo le parecía dar igual a su esposo, que se mostró más relajado.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más