Los cinco hijos de Silvio Berlusconi salen en defensa de su padre

Marina, Pier Silvio, Bárbara, Eleonora y Luigi han respondido duramente a las palabras del líder de la oposición italiana que preguntó: '¿Dejaríais que vuestros hijos fueran educados por este hombre?'

La polémica en Italia por la supuesta –y negada- relación del primer ministro, Silvio Berlusconi, con la jovencísima Noemí Letizia ha llegado a tal punto que los hijos del político han salido en defensa de su padre ofendidos y escandalizados por los últimos comentarios de Dario Franceschini, líder de la oposición.


Con las elecciones europeas a la vuelta de la esquina, Franceschini cargó públicamente contra el líder de Forza Italia con estas palabras: “A los italianos y a las italianas os voy a hacer una pregunta simple: ¿dejaríais que vuestros hijos fueran educados por este hombre? El que guía un país debe dar buen ejemplo y transmitir valores positivos”.

Ni las peleas públicas (vía entrevista en los diarios nacionales) de Berlusconi y su segunda esposa, Verónica Lario, han molestado tanto a la familia como la ofensa de Franceschini que rápidamente tuvo respuesta. Primero fue Pier Silvio Berlusconi, vicepresidente del grupo Mediaset, que Mediaset “¿Cómo se atreve? Yo mismo he sido educado por Silvio Berlusconi y mis valores son los suyos: amor por el trabajo, generosidad, tenacidad y el respeto por los demás que Franceschini demuestra no tener”.

 Después llegó la contestación de Marina, de 43 años y considerada la mujer más rica de Italia. Según publica Il Corriere della Sera, envió una nota en la que decía: “Con sus palabras me ofende como hija”. Pier Silvio y Marina nacieron en el matrimonio de il Cavaliere con Carla dall'Oglio. De los tres hijos menores de Berlusconi (los nacidos en su unión con Verónica) fue el pequeño, Luigi, de 20 años, quién primero salió a defender a su padre: “Estoy contento y orgulloso de la educación que he recibido y de los valores que mi familia me ha transmitido. La política no debe juzgar a Berlusconi como padre”
Sus dos hermanas, Bárbara y Eleonora se le unieron para enviar un comunicado: “A la pregunta de si un padre es capaz de educar a un hijo, los únicos en posición de responder son los hijos. Hemos crecidos y nos han educado en un ambiente familiar estable y rico en valores”. Los tres, por cierto, asistían anoche a una fiesta en la galería Cardi Black Box de Milán en la que ha invertido Bárbara que está esperando su segundo hijo.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más