La Duquesa de Alba recibe la visita de su hija Eugenia y su nieta Cayetana mientras Alfonso Díez continúa en Madrid

Doña Cayetana aún no ha salido del palacio de Dueñas donde prosigue la recuperación de la operación a la que fue sometida el pasado lunes

La Duquesa de Alba prosigue su recuperación en el palacio de Dueñas después de la operación a la que fue sometida el pasado lunes. La intervención para implantarle una válvula en el cerebro fue un éxito, sin embargo, todavía no ha vuelto a retomar su vida habitual. No ha salido de palacio y las visitas son muy restringidas, ni siquiera Alfonso Díez la ha visitado.

Él continúa en Madrid y cuando a la salida o a la entrada de su trabajo en el Ministerio se le ha preguntado por ella, responde: "Está muy bien, gracias". Alfonso estuvo en Sevilla el viernes anterior a la operación, sólo unas horas para almorzar con la Duquesa y tomar el AVE de vuelta antes de las siete de la tarde.

Quién si ha estado con su madre este fin de semana es Eugenia Martínez de Irujo. La hija menor de doña Cayetana llegó a Sevilla y fue directamente a Dueñas. Pasó el domingo con su madre y con ella estaba su hija Cayetana. Se había rumoreado que la Duquesa tenía planeado salir el sábado para ir a ver torear a Francisco Rivera en Ubrique aunque no fue así y si lo tenía previsto a última hora anuló la salida. Con Eugenia y la Duquesa estuvo un gran amigo de la familia, el sacerdote Ignacio Sánchez-Dalp que se acercó para saludar a doña Cayetana y hacerle más llevaderos estos días en lo que su delicada salud no le permiten salir de su casa.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más