La Baronesa Thyssen le regala a su nieto Sacha un Ferrari de juguete por su primer cumpleaños

El pequeño recibió de su abuela un coche rojo en miniatura que funciona con una batería

El hijo de Borja Thyssen y Blanca Cuesta ha tenido un inolvidable primer cumpleaños. Como publica en sus páginas la revista ¡HOLA! esta semana, sus padres le organizaron una divertida fiesta infantil a la que asistieron familiares y amigos con sus hijos pequeños. La celebración fue vivida intensamente por todos, pero muy especialmente por los niños, que contaron con la presencia de payasos, magos, globos y por supuesto una enorme tarta. Sacha obtuvo muchos regalos de sus invitados, pero si hubo uno que le sorprendió gratamente ese fue el de la Baronesa Thyssen.

Por la mañana, antes de arreglarse para asistir a su fiesta, Sacha se divirtió jugando con sus padres en la suite del hotel Arts en la que se alojaban. Y lo hizo correteando con el coche de juguete que le había enviado por su primer aniversario una persona muy especial: su abuela. Se trata de un Ferrari rojo en miniatura que funciona con batería y en el que el pequeño puede montarse para conducirlo, un juguete que su padre también tuvo cuando era niño. Carmen Thyssen pensó seguramente que el mejor obsequio que podía dar a su nieto para celebrar su primer año de vida debía ser un juguete que su hijo también tuvo cuando era pequeño.

Así, además de las felicitaciones y de los numerosos presentes que le darían después y que hicieron las delicias del homenajeado, Sacha vivió unas mágicas primeras horas de su día gracias a su abuela, que contribuyó como la que más a que el pequeño se lo pasara en grande en una fecha muy señalada para toda la familia Thyssen Cuesta.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más