La Duquesa de Alba será operada el próximo viernes para implantarle una válvula

La intervención tiene como objetivo solventar los problemas de hidrocefalia e isquemia cerebral que padece

Finalmente, la Duquesa de Alba pasará por quirófano el próximo viernes. Al parecer, el objetivo de esta delicada intervención es instalarle una válvula que podría solucionar los problemas de hidrocefalia e isquemia cerebral que padece la aristócrata española.

"Dicha operación consistirá en la colocación de una válvula para derivar el líquido cefalorraquídeo y, de ese modo, aliviar la presión en los ventrículos cerebrales", explican fuentes de la agencia de noticias EFE.

Este fin de semana se reunían en el Palacio de Dueñas de Sevilla algunos de los hijos de Cayetana Fitz-James Stuart para hablar con su neurocirujano, el doctor Trujillo, y tomar una decisión acerca de la operación. Cayetano Martínez de Irujo llegaba a la residencia de su madre, acompañado por sus hijos, Luis y Amina. Allí también se encontraba su hermano mayor, Carlos Fitz-James Stuart, Duque de Huéscar. Era el propio Duque de Salvatierra quien anunciaba, acerca de la operación de su madre, esta semana: "Vamos a ver. Estamos valorándolo. Lo decidiremos en Sevilla durante el fin de semana".

Seguramente, todos los hijos de la Duquesa de Alba lleguen a la capital hispalense a finales de la semana próxima, ya que está previsto que acompañen a Cayetana con motivo de su intervención quirúrgica. Esta operación tendrá "una finalidad paliativa" que le permitiría gozar de una notable mejoría en su calidad de vida, según afirman los médicos.

Además, y según recoge la agencia EFE, la entrada de doña Cayetana al quirófano estaba programada para la próxima primavera, pero, finalmente, su familia y el doctor Francisco Trujillo han decidido "por común acuerdo" programarla para el viernes 23 de enero.

Un complicado comienzo de año
Es la segunda ocasión en que la Duquesa de Alba estará ingresada en un hospital en los últimos días. Esta misma semana, fue ingresada de urgencia en una clínica madrileña. La causa fue un simple atragantamiento, que no revestía gravedad, pero los médicos prefirieron que permaneciera en el centro sanitario hasta la mañana siguiente. No obstante, sus hijos Alfonso, Fernando, Cayetano y Eugenia quisieron estar junto a ella y cerciorarse de que estaba completamente recuperada de lo que se quedó en un susto.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más