Paris Hilton revoluciona Sidney con una gran fiesta de Nochevieja retransmitida en directo a través de Internet

Todo el que quiera ver cómo Paris Hilton celebra el Año Nuevo con sus amigos podrá hacerlo a través de la red por cinco euros

Allá por donde va, Paris Hilton levanta pasiones y un gran revuelo a su alrededor y para poner el broche de oro a este 2008 se ha propuesto revolucionar Australia, y al paso que va, lo va a conseguir. Desde que aterrizó junto a su hermana en el aeropuerto de Sidney, la prensa ha seguido de cerca todos los movimientos de la rubia heredera, y, como era de esperar, sus excentricidades no han dejado indiferente a nadie, y el plato fuerte aún está por llegar.

En este momento, en Sidney ya se está celebrando la Nochevieja y todos los que quieran celebrar con Paris la llegada del Año Nuevo y ver cómo se divierte con su selecto grupo de amigos, pueden hacerlo a través de Internet, ya que su fiesta está siendo retransmitida en directo en www.thebongovirus.com, una red social que le ha pagado alrededor de 50.000 euros por asistir a este evento. Para ser testigo directo de las aventuras nocturnas de esta polifacética rubia, sólo hay que registrarse y pagar cinco euros. Además de Nicky Hilton y el novio de ésta, David Katzenberg, con Paris también está su nueva mejor amiga, la ganadora del reality show BBF, Brittany Flickinger.

Por el momento no se sabe con qué nos sorprenderá, pero ha adelantado algo sobre su vestuario, durante la rueda de prensa que ha ofrecido horas antes del evento y a la que, para no perder la costumbre, ha llegado tarde una vez más. A lo largo de la noche lucirá varios modelitos, uno de ellos será un vestido vintage de Versace con volantes, que ella ha descrito como "precioso". También ha advertido que la fiesta va a ser "imponente" y que "Sidney va a estallar".

Durante su estancia en Australia, Paris se ha dedicado por entero a hacer sus actividades favoritas: ir de compras, salir de fiesta e ir a la playa. En una de sus visitas a una exclusiva tienda de ropa de Melbourne, heredera consiguió comprarse 31 vestidos y un biquini, - que le costaron 3.600 euros gracias a que le hicieron el 50 por ciento de descuento -, en tan sólo 40 minutos. En este tiempo no sólo eligió los modelitos, sino que también se probó algunos ante la atenta mirada de un gran grupo de fans y de fotógrafos que se quedaron a las puertas del establecimiento viendo como desfilaba con los vestidos como toda una diva y sin quitarse las gafas de sol.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más